A pesar de la crisis y la pandemia, permitirán aumentos en telefonía celular e Internet

A pesar de la crisis económica generada por la cuarentena del coronavirus, las compañías de TV paga, internet y telefonía celular ya anunciaron que aumentarán sus tarifas en setiembre. Por ahora el Gobierno sólo dijo que está negociando moderar las subas, pero las permitirá.

El congelamiento en los precios de esos servicios comenzó en marzo y concluye el próximo mes. Por eso las distintas empresas ya enviaron las notificaciones con los aumentos de precios a sus clientes. En este sentido Movistar, Personal y Claro tendrán aumentos que van del 6% al 15%, dependiendo del plan.

“Debido al contexto que atraviesa la industria en el país, Movistar se ve en la necesidad de realizar una adecuación de precios que permita sostener los niveles de calidad de servicio requeridos por los clientes, dijeron desde ese compañía. Y añadieron: “Más aún en un momento en el cual la digitalización tiene un rol relevante en el desarrollo de todas las industrias y sectores sociales”. En ese sentido el plan pospago subirá subirá, en promedio, un 10% en septiembre.

Las líneas prepagas la compañía terminará con la bonificación otorgada en octubre del año pasado y extendida en marzo de este año. Asimismo, desde la empresa aclararon que “ese mes también finalizará la bonificación de $104 otorgada en noviembre de 2019 para el abono de telefonía fija”.

En cambio, desde Telecom Personal señalaron que habrá aumentos en los prepagos durante septiembre, ya que “el compromiso asumido entre el Gobierno y las operadoras de telecomunicaciones para mantener los precios congelados vence a fin de mes.

Por su parte, Telecom anunció que al aumento promedio será del 11% en sus servicios móviles (prepago/pospago), fijos, TV paga e Internet. Las subas comenzarán a implementarse escalonadamente a partir de septiembre.

Claro indicó que tiene prevista una adecuación a partir de septiembre, en promedio del 10%. Sin embargo, los planes más accesibles no aumentarán.

El mercado de las telecomunicaciones no tiene los precios regulados, pero las empresas del sector están obligadas a avisar a sus clientes con al menos 30 días de antelación antes de aplicar un aumento.

En un primer momento, el Gobierno tenía la intención de que el congelamiento de los valores de esos servicios considerados esenciales, vigente hasta el 31 de agosto, se extendiera hasta fin de año. Sin embargo, las negociaciones con las compañías terminaron sin acuerdo.

“Estamos haciendo una negociación para que sea el menor aumento posible y en más de un tramo”, afirmó este miércoles el director del Enacom, el oficialista Gustavo López, en declaraciones a SomosRadio AM 530.

“Les estamos pidiendo que continúen la colaboración, y si es posible que no haya aumento”, agregó admitiendo que permitirán aumentos en momentos en que también suben los precios de los alimentos y caen los ingresos por la menos actividad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.