AR flights 728 x 90

Los devaluados Argentina y Brasil le darán el clásico que necesita a la Copa América

Gracias a un arranque arrollador que le permitió lograr la ventaja y la tranquilidad, la Selección argentina redondeó su mejor partido en la Copa América para superar 2 a 0 a la ascendente Venezuela y citarse en el clásico sudamericano contra Brasil, el próximo martes, por las semifinales.

Argentina ganó, pero a pesar de los 15 minutos iniciales de buen juego, luego Venezuela niveló y logró jugadas de gol que pudieron darle el empate. La Selección volvió a sufrir, evidenció problemas en el fondo y el medio, sin lograr la recuperación de la pelota. Pero Brasil tampoco llega a las semifinales en buena forma. Le ganó a Paraguay apenas por penales y no termina de redondear un nivel óptimo.

Esta Copa América necesitaba el clásico regional porque no está logrando despertar mucho interés en el público. Incluso en el Brasil-Paraguay se notaron espacios vacíos en la cancha.

Volviendo a la Argentina, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, ante más de 20 mil argentinos, el conjunto albiceleste abrió el marcador gracias a un desvío de taconazo del delantero Lautaro Martínez, a los diez minutos del primer tiempo, tras una volea de Sergio Agüero, a la salida de un córner.

Ese tanto fue el corolario de un gran arranque de los dirigidos por Lionel Scaloni, que defendieron intensamente y tuvieron mucha agresividad en el manejo de la pelota, para arrollar a Venezuela.

A los 29 minutos del complemento, y en el peor momento albiceleste porque había cedido el protagonismo a los venezolanos, un rebote corto del arquero Wuilker Fariñez ante un remate de Agüero le permitió al ingresado Giovani Lo Celso empujar el balón al 2-0.

Ahora, Argentina, que redondeó su mejor actuación en conjunto de la Copa América y tuvo un flojo rendimiento del capitán Lionel Messi, chocará en una semifinal soñada contra el anfitrión Brasil, que eliminó por penales a Paraguay.

La cita será el próximo martes a las 21:30 en el estadio «Mineirao» de Belo Horizonte y con la esperanza de seguir alimentando la ilusión de terminar la sequía de 26 años sin títulos a nivel mayor para la Selección.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.