AR flights 728 x 90

Arrancan los carnavales: habrá 25 corsos y expectativa de reunir a más de un millón de personas

Los bailes, los trajes coloridos y el compás de los bombos y platillos de las murgas volverán el próximo fin de semana, cuando comiencen los 25 corsos que marcarán el ritmo del Carnaval de Buenos Aires, que las autoridades porteñas esperan que congregue a más de un millón de personas.

«Estamos trabajando mucho para realizar el Carnaval y que sea la fiesta popular por excelencia», dijo Silvia Coca, coordinadora del Programa Carnaval Porteño al asegurar a Télam que cada año aumenta el número de espectadores.

«En 2018 se superó el millón, esperamos en esta nueva edición que esta cifra sea superada ya que se sumarán además de las murgas tradicionales de nuestro Carnaval, espectáculos para niños, grupos musicales, sorteos, fiesta de espumas y disfraces», indicó Coca.

Los corsos se desarrollarán todos los sábados y domingos de febrero, y en marzo el sábado 2, domingo 3, lunes 4 y martes 5, decretados feriados nacionales por Carnaval.

Almagro, Balvanera, Caballito, Boedo, Flores, La Boca, Lugano, Colegiales y Saavedra son algunos de los barrios que tendrán corsos en la edición 2019.

Se calcula que hay más de 10.000 personas que participan en las murgas con funciones precisas, como los que suben al escenario para cantar o recitar, los bombistas, el grupo de baile, los denominados «fantasía» que llevan las banderas, los paraguas y disfraces, y las «mascotas», que son los niños de cada corso.

Diego Manzano, presentador y referente de la murga Suerte Loca, de Floresta, contó a Télam que desde su creación en 2013, su grupo ensaya todo el año en donde antiguamente funcionó el centro clandestino de detención ilegal El Olimpo.

«Somos 40 personas en su mayoría mujeres y niños que nos juntamos todo el año y lo último que se compone es la canción porque su contenido crítico tiene que estar fresco y no quedar viejo», explicó.

Una vez que el tema musical está listo, que este año compusieron las mujeres de la murga y se referirá a la violencia de género, «ensayamos la parte de ‘Escenario’ aparte, donde estamos el presentador, las personas que dicen las glosas, los músicos, bombistas y percusionistas», agregó.

Las murgas se dividen en cuatro categorías según la cantidad de personas que la integran, que van desde 50 hasta más de 150 participantes, y para su evaluación cada año abre una convocatoria para elegir los jurados el ministerio de Cultura porteño.

«Para cada corso el jurado está integrado por dos personas que evalúan lo que llamamos ‘piso’ (baile, vestimenta, maquillaje, fantasía) y dos que hacen lo mismo con ‘escenario (canto, acompañamiento musical, letras, poética, presentación)», explicó Coca.

Para las agrupaciones nuevas y las que no lograron alcanzar el puntaje mínimo para ingresar en el circuito oficial de los corsos porteños, que es de 288 puntos, existe una etapa denominada «pre-carnaval».

«Desde el Gobierno de la Ciudad a las agrupaciones se les otorga los permisos de ensayos, se les facilita los permisos para realizar actividades culturales además de cobrar un subsidio por participar del carnaval», precisó la funcionaria.

Las murgas porteñas son consideradas «Patrimonio Cultural de la Ciudad» desde el año 1998 por iniciativa de la Agrupación M.U.R.G.A.S. (Murgueros Unidos Recuperando y Ganando Alegría Siempre), creada un año antes tras una marcha en la que se pidió la vuelta de los feriados de Carnaval.

«Nació como propuesta de un personaje del Carnaval. Un hombre que seguía a las murgas por diferentes corsos, sin vestir ningún color en particular más que su propio disfraz: una bicicleta lookeada, con pajaritos, bocinas, anteojos psicodélicos, ponchos y pelo muy largo. Era reconocido como ‘Michel del Aire'», contaron a Télam desde la agrupación.

Con la ordenanza N° 25.039 se «declaró patrimonio cultural la actividad que desarrollan las asociaciones/agrupaciones artísticas de carnaval (centro murgas, comparsas, agrupaciones humorísticas, agrupaciones rítmicas y/o similares), en el ámbito de la Ciudad».

En noviembre de 2004 se sancionó la Ley N° 1.322 que dispuso «que los días lunes y martes correspondientes al Festejo de Carnaval de cada año, serán días no laborables».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.