Ascendieron a 1.078 los fallecidos y a 47.216 los contagiados desde el inicio de la pandemia

Treinta y cinco personas murieron y 2.285 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina -la cifra diaria más alta de contagios- con lo que son 1.078 los fallecidos y 47.216 los infectados desde el inicio de la pandemia en el país, mientras el aislamiento obligatorio se encamina a mayores restricciones en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), que registra el mayor incremento de casos.

El Ministerio de Salud informó que del total de esos casos registrados, 1.052 (2,2%) son importados, 17.655 (37,4%) contactos estrechos de casos confirmados, 19.603 (41,5%) casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

La cartera sanitaria informó en su reporte vespertino 29 decesos; 17 de hombres, ocho residentes en la provincia de Buenos Aires de 48, 77, 91, 73, 60, 77, 86 y 74 años; ocho en la Ciudad de Buenos Aires de 74, 46, 86, 79, 65, 58, 65 y 63 y uno de 75 años en la provincia de Río Negro.

Además murieron 12 mujeres, cinco en la provincia de Buenos Aires de 77, 88, 80, 87 y 91 años; seis en la Ciudad de Buenos Aires de 62, 85, 71, 86, 80 y 96 y una de 90 años en la provincia de Córdoba.

El parte matutino consignó que murieron 6 hombres, dos en la provincia de Buenos Aires de 91 y 74 años; tres en la Ciudad de Buenos Aires de 67, 76 y 73 y uno de 68 años en la provincia de Chaco.

La multiplicación de contagios de coronavirus, la evolución de la enfermedad y la ocupación de camas de terapia intensiva son los factores «preocupantes» que determinarán la nueva fase del aislamiento obligatorio en el AMBA, que se encamina hacia condiciones más restrictivas, según lo evaluado por las autoridades de Nación, provincia y ciudad de Buenos Aires en las últimas horas.

El ministro de Salud, Ginés González García, sostuvo que «es deseable» volver a la Fase 1 del aislamiento social y obligatorio, por el crecimiento en la cantidad de contagios por coronavirus, aunque advirtió que «hay que ver hasta dónde pedimos sacrificios a la gente, porque también necesitamos que haya cumplimiento».

El ministro confirmó al canal Amérioca que el jueves se reunirán nuevamente con Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, luego de que ayer acordaran «endurecer las medidas de aislamiento», de mantenerse en los próximos días la tendencia en el incremento de casos.

En tanto, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo hoy que, «en la medida que siga habiendo casos» de coronavirus, «tenemos que seguir con la política de cuidado», en relación al aislamiento social y obligatorio dispuesto en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) a raíz de la pandemia.

“Las alternativas están todas arriba de la mesa, y se tienen que llevar a la mesa de definición política, que será el jueves calculo yo, para que las máximas autoridades tomen una decisión”, dijo Cafiero a Radio Continental.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó a radio La Red que en la reunión se decidirá si se impondrá una restricción mayor a las actividades y aseguró que hay preocupación «por la evolución de los contagios y la ocupación de las camas de terapia, al día de ayer estaba en un poquito más del 50%».

Esta tarde, el comité de expertos sanitarios que asesora al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, recomendó la adopción de medidas más restrictivas para frenar la movilidad en el AMBA, debido al aumento de casos de coronavirus en los últimos días.

En cuanto a las actividades educativas, el ministro del área, Nicolás Trotta, sostuvo que debido a la alta circulación del coronavirus, «de todos los niveles educativos» los últimos en regresar a las aulas serán los estudiantes universitarios, aunque destacó que en algunas provincias podrían hacerlo luego de las vacaciones de invierno.

Trotta explicó a El Destape Radio que «el nivel superior es el más preparado para la educación a distancia e inclusive la virtualización educativa».

Por otra parte, casi 3.000 alumnos de universidades nacionales del conurbano bonaerense se sumaron como voluntarios a los equipos de salud que realizan testeos para detectar casos sospechosos de coronavirus en esa zona y en el interior de la provincia de Buenos Aires, informó hoy el Ministerio de Salud de la Nación.

A nivel global, países europeos, asiáticos y en Oceanía volvieron hoy a imponer medidas preventivas para contener rebrotes de coronavirus, mientras en Estados Unidos y América Latina la pandemia sigue expandiéndose a un ritmo acelerado.

En Alemania, el gobierno de un distrito del estado occidental de Renania del Norte-Westfalia anunció hoy nuevas medidas de restricción, luego que más de 1.500 personas dieron positivo al test de Covid-19 tras el brote detectado la semana pasada en el matadero de Toennies.

En Portugal, el gobierno decidió dar marcha atrás con el desconfinamiento en Lisboa, la capital, y volvió a limitar las reuniones de personas y los horarios comerciales. Situaciones similares se vieron en Israel y Australia.

Mientras en Asia y Europa esta nueva fase consta principalmente de rebrotes, en el continente americano aún se atraviesa el primer brote del virus, con una aceleración cada vez mayor en algunos países.

La OMS, por ejemplo, advirtió hoy sobre una posible subnotificación de los casos de coronavirus en Brasil, donde diversas fuentes locales estimaron que podría haber hasta 10 veces más contagios que los reportados oficialmente.

En Estados Unidos, en tanto, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades informó que el epicentro de la pandemia global sumó hoy 410 muertos y más de 26.000 casos, por lo que acumula más de 120.300 y 2,3 millones, respectivamente.

La pandemia también crece a ritmo acelerado en países latinoamericanos como Chile, Bolivia y Perú.

Chile superó hoy la barrera del cuarto de millón de contagios por coronavirus tras reportar más de 3.800 en las últimas 24 horas, y el gobierno sigue sin poder frenar el brote.

Bolivia registró un récord diario de más de 1.100 casos de coronavirus a tres meses de haber declarado una cuarentena rígida, por lo que el gobierno volvió a imponer algunas restricciones en La Paz, la capital.

Perú llegó hoy a sus 100 días de cuarentena como el sexto país del mundo con más casos confirmados de coronavirus, sin un pico claro en su curva de contagios y con una incipiente reapertura gradual de la economía que se encamina, según el Banco Mundial, a ser la tercera más afectada del planeta en 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.