AR flights 728 x 90

Elisa Carrió pidió que Macri la defienda, pero el Gobierno defendió a Majdalani

La diputada Elisa Carrió pidió que el presidente Macri solicite la renuncia de la subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Silvia Majdalani, a la que acusó de realizar un espionaje en su contra. Pero el ministro de Justicia Germán Garavano respaldó a funcionaria.

Elisa Carrió afirmó que está esperando “la decisión presidencial” sobre el pedido de renuncia a la subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Silvia Majdalani, que le hizo llegar al Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

“Pido su destitución. Estoy esperando la decisión presidencial, se lo comuniqué al jefe de Gabinete el lunes“, dijo Carrió, tras acusar a Majdalani de operaciones de espionaje en su contra, y marcó: “No sé qué voy a hacer si la sigue sosteniendo“.

“El Presidente tiene que decidir a quién defiende”, manifestó Carrió en una entrevista que concedió a radio Mitre.

La diputada recordó que “hace seis meses” le solicitó una reunión a la Comisión Bicameral de Control y Seguimiento de los Organismos de Inteligencia pero sostuvo que “nunca” la citaron porque Majdalani “maneja la bicameral”.

Carrió afirmó que “siempre” sufrió espionaje, condenó que “cualquier gobierno de cualquier signo haga espionaje político” y agregó: “Me parecer de terror, pero ahora están las pruebas”.

Más tarde, el ministro de Justicia Germán Garavano, defendió a Silvia Majdalani, al expresar que “no” cree que “haya por parte de inteligencia estatal ningún tipo de persecución ni seguimiento a nadie”.

El funcionario remarcó que “de ninguna manera debiera la agencia estatal estar investigando, siguiendo o haciendo operaciones contra ninguna persona de la Argentina, eso lo tenemos que tener claro, y si hay situaciones así se deberán investigar”.

En declaraciones a radio El Mundo, el ministro también expresó que “es un hecho muy grave” el presunto “espionaje permanente” que denunció ser víctima Carrió, por lo que manifestó su “total solidaridad” con la diputada.

“Esto marca que en Argentina todavía hay sectores de poder a los que no les gusta que se investiguen los hechos de corrupción y eso sigue generando temores”, añadió el funcionario.

Consultado sobre si es el “mediador” entre la diputada y Macri, respondió que tiene “muy buena relación con ambos y más allá de que siempre puede haber cortocircuitos, en estos temas tienen los mismos objetivos: que se sepa la verdad”.

“Cada vez va a ser más difícil que Argentina se puedan cometer hechos de corrupción, y que aquellos que se vieron involucrados en hechos de corrupción, sean quien sean, paguen las consecuencias”, agregó.

Ante la pregunta sobre si hay “un cerco judicial” a favor del ex ministro de Planificación Julio de Vido, contestó que hay “investigaciones vinculados a la obra pública en donde se avanza poco o se avanza hasta determinado lugar y no parecen completarse las investigaciones”.

Frente a esto, sostuvo que “el objetivo que tiene la Justicia para recobrar la confianza de la población es poder estas investigaciones llevarlas adelante y que lleguen a juicio”, al tiempo que enfatizó que “si son casos de corrupción que devuelvan el dinero al Estado para hacer escuelas, obras, autostopistas, planes de salud, o más”.

Para Garavano, la Justicia “tiene una oportunidad histórica para realmente avanzar” y “empezar a destejer esta madeja de corrupción que durante los últimos diez años vivimos muy fuertemente en nuestro país”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.