Carta abierta de ‘Batata’ Clerc a la familia del tenis argentino

A continuación reproducimos la carta de José Luis Clerc:

Quizás esta sea la primera vez que siento la necesidad de expresarme; expresarme yo, Batata, no el candidato a presidente de la Asociación. Ya he presentado mi lista y mi equipo de trabajo, y he expuesto mis argumentos. En este caso, no es mi deseo hablar de política, sino simplemente del deporte que amé, amo y amaré toda mi vida. Y justamente fue ese amor el que me comprometió con construir el tenis con el que siempre soñé. Hoy, a una semana de las elecciones, me encuentran escribiéndoles como ex jugador, como entrenador; como un apasionado por este deporte.

En los últimos años, el tenis cambió. Cambió sustancialmente. Un equipo unido y comprometido con representarnos a todos logró lo que ninguno de nosotros logramos antes. Y quizás en el momento de mayor euforia en la historia de nuestro deporte, el gran capitán dijo: “Este es un triunfo de todo el tenis argentino”. Me emocioné. Ahí estaba el tenis con el que siempre soñé, frente a mis ojos; a miles de kilómetros y a unos pocos al mismo tiempo. Cerca. Muy cerca. Porque esa identidad que el equipo mayor exponía frente al mundo entero en Zagreb era la misma que la de Sebastián Báez (y tantos otros chicos), que hacía pocas semanas había integrado el equipo de Junior Davis Cup que se subió podio en Budapest.

¿Hay cosas que mejorar? Por supuesto. Por eso me presento como candidato a presidente. Pero también hay qué destacar y qué sostener, y sobre todo qué cuidar: nuestro querido tenis.

¿Cuántas veces el tenis se encargó de hacer públicas sus miserias? Fueron muchas y muy dañinas. No volvamos a hacerlo, que no tendrá otra consecuencia que el perjuicio de nuestro deporte. Estamos frente a la oportunidad de que el tenis vuelva a ser un ejemplo para la sociedad, como lo fue en el 2016; un ejemplo de respeto, compromiso y trabajo en equipo. Pero también estamos frente la oportunidad de que sea un mal ejemplo. Y de nosotros depende elegir qué camino transitar. ¿Cuánto tiempo valioso de gestión perdería quien asuma si eligiéramos el camino del mal ejemplo?

Estamos frente a un acto eleccionario en el que dos listas que proponen modelos de gestión distintos se disputarán la administración de la institución. Nada más, ni nada menos. Pero tenemos la responsabilidad de exponer también en este proceso los valores que nosotros pretendemos del deporte y de cada uno de sus actores. No dudo del amor que sentimos por tenis. Entonces, por el bien de eso que tanto amamos, asumamos la responsabilidad de transitar este camino con nobleza. Consideremos este proceso de gran exposición como una primera oportunidad para ser la imagen de lo que queremos ver.

El próximo jueves, 3 de mayo del 2018, votemos con alegría, porque estaremos siendo parte del futuro del tenis argentino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.