Causa “Los Sauces”: Bonadio procesó a la expresidenta Cristina Kirchner y a sus hijos

La medida judicial incluye a Máximo y Florencia Kirchner, así como a los empresarios López y Báez. Están acusados de lavado de dinero, negociaciones incompatibles y asociación ilícita.

El juez federal Claudio Bonadio procesó este martes a la expresidenta Cristina Kirchner así como a sus hijos Máximo y Florencia, por lavado de dinero, negociaciones incompatibles y asociación ilícita en el aquiler de viviendas de la empresa “Los Sauces” a los empresarios Cristobal López y Lázaro Báez.

Fuentes judiciales informaron a NA que el juez trabó un embargo de 130 millones de pesos sobre Cristina y al igual que a todos los procesados, le fijó la prohibición de salida del país. Bonadio procesó a Cristina Kirchner como jefa de una asociación ilícita, lavado de dinero, y negociaciones incompatibles con la función pública.

También fueron procesados los hijos de la expresidenta, Máximo y Florencia Kirchner, por tomar parte en una asociación ilícita en calidad de jefe, y los empresarios Cristóbal López, Lázaro Báez, Fabián De Sousa y Osvaldo Sanfelice, en calidad de organizadores.

A Máximo, Lázaro Báez le fijó un embargo de 130 millones, a Florencia, Cristóbal López y De Souza de 100 millones, y a Romina Mercado (sobrina de Cristina Kirchner) 90 millones. También fueron procesados Osvaldo Sanfelice, el contador Víctor Manzanares, Norma Abuin, Jorge Ludueña, Ricardo Albornoz; Luciana, Martín y Leandro Báez; Emilio Martín, Claudio Bustos, Martin Jacobs, Lisandro Donaire, María Jamieson, y Oscar Leiva.

Asimismo, tras decretar los procesamientos y embargos, el juez Bonadio dispuso por conexidad remitir la causa “Los Sauces” al juzgado de Julián Ercolini, quien investiga fraude en la obra pública en la cual la expresidenta ya fue procesada y el caso “Hotesur” donde es investigada por el alquiler de plazas hoteleras.