AR flights 728 x 90

Cómo hacer la recategorización del monotributo y no quedar excluido

Empezó el segundo período de recategorización del Monotributo que termina el 22 de julio de 2019 y alcanza a aquellos aportantes que percibieron cambios en sus ingresos durante el desarrollo de sus actividades, según informó oficialmente la AFIP.

Por lo tanto, aquellas personas que registraron cualquier tipo de cambios durante los últimos doce meses, como por ejemplo el aumento o disminución del salario, o en los gastos de electricidad o el alquiler, también les corresponderá la recategorización, según lo expresado por el organismo estatal.

“Desde la reforma tributaria hay una recategorización semestral y no cuatrimestral como era antes. Lo que hace esta, es ver cuánto facturaste básicamente en los últimos 12 meses. Entonces, en función de los distintos paramentos, donde lo más importante es la facturación, determina en qué categoría del monotributo te corresponde estar para los próximos seis meses. Además, determina si te corresponde estar dentro del monotributo, porque lo que te puede pasar es que te pases del límite máximo de facturación anual y ya no te corresponde estar más dentro del monotributo sino como autónomo”, detalló Ezequiel Passarelli, especialista en impuestos y docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Passarelli se refirió también a los datos necesarios a tener en cuenta para no quedar excluido. “Hay varios ítems a tener en cuenta para no quedar excluido, pero lo más importante es la facturación. Este es el que más se suele tener en cuenta y por lo cual excluyen a la mayoría de las personas. Por eso hay que tener mucho cuidado con la facturación, si te pasás te vas a querer morir”, explicó.

El especialista advirtió que “hay tiempo hasta el 22 de julio, teniendo en cuenta que siempre es una recategorización semestral”.

Aclaró que “se produce este mes y después hay otra en enero”. El especialista indicó que siempre se tienen en cuenta los últimos doce meses, por lo que el contribuyente tiene que sumar los ingresos durante ese último año.

“Realizar este trámite es bastante sencillo hoy por hoy, con tu cuit y clave fiscal ingresás a la página de AFIP. Una vez ahí, lo que el organismo te dice es ‘según mis registros vos facturaste 500 mil pesos en los últimos 12 meses y te correspondería la categoría F’, entonces te coloca un botoncito que dice ‘vos lo confirmás a esto’, y ahí lo que podes hacer es confirmarlo o rechazarlo y decir no, me corresponde una categoría más baja, porque si bien facture eso, ahora voy a facturar menos porque perdí un cliente, por ejemplo. Simplemente se trata de eso, una vez cada seis meses ingresás a la página de AFIP a confirmar o rechazar y declarar la categoría que te corresponde según tengas entendido vos”, precisó.

Por último, el especialista hizo referencia a cuál es la raíz de este cambio y por qué se produce. “Antes era cuatrimestral y ahora semestral, es un tema de simplificación. Hace tiempo se hacía un vez cada cuatro meses y era un poco más engorroso, porque tenías que declarar todas las facturas que emitiste de qué número a qué número, cuánto facturaste, todo eso, porque era factura manual. Ahora todos los monotributistas usan factura electrónica, entonces la información ya la tiene la AFIP y lo que hace es simplemente confirmar o rechazar la información”, cerró.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.