AR flights 728 x 90

Con un gol de pelota parada de Umtiti, Francia jugará su tercera final de Copa del Mundo

Se impuso con un gol de cabeza de Umtiti en un partido intenso en el que se lucieron los arqueros de ambos equipos.

Francia venció 1-0 a Bélgica este martes en San Petersburgo y se convirtió en el primer finalista del Mundial de Rusia-2018.

Un gol de cabeza de Samuel Umtiti en el minuto 51 dio a Francia el pase a su tercera final de un Mundial en los últimos veinte años, después de Francia-1998, en la que se consagró campeón, y Alemania-2006, donde cayó con Italia.

Francia se enfrentará el domingo al vencedor del partido de semifinales que jugarán este miércoles Inglaterra y Croacia en Moscú.

Bélgica generó las llegadas más peligrosas en la primera media hora del partido disputado en el estadio de San Petersburgo, en la que Francia no parecía tener respuestas para el planteo de su rival.

Eden Hazard y Kevin de Bruyne enloquecieron a la zaga francesa, que recién comenzó a hacer pie cuando Paul Pogba retrocedió unos metros en el campo para ayudar en defensa.

La más clara la tuvo a los 22 minutos con un disparo de media vuelta de Toby Alderweireld, pero el guardavalla Hugo Lloris evitó la caída de su meta al desviar el balón con un vistoso lance.

Poco a poco Francia fue nivelando las acciones y estuvo cerca de anotar a los 40 minutos con un potente disparo de Benjamin Pavard que el arquero Thibaut Courtois desvió con el pie derecho.

Tras el gol del zaguero del Barcelona, Bélgica se fue con todo al frente en busca del empate que nunca llegó gracias a la sólida defensa de Francia y a las intervenciones de Hugo Lloris.

Ya en el descuento, Courtois salvó su valla ante un esquinado remate de Antoine Griezmann y otra vez frente a Corentin Tolisso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.