AR flights 728 x 90

Cristina Kirchner defendió en el Senado el Memorándum de Entendimiento con Irán

La senadora nacional hizo uso de una cuestión de privilegio y recordó que aquel “fue firmado de acuerdo con las atribuciones que marca la Constitución”.

La senadora nacional Cristina Kirchner defendió este mediodía el Memorándum de Entendimiento con Irán y cruzó a la vicepresidenta, Gabriela Michetti.

Poco después de las 11:40 la senadora tomó la palabra para presentar una cuestión de privilegio referida al pedido de desafuero en su contra enviado por el juez federal Claudio Bonadio y repasó los antecedentes en ese tipo de requerimientos judiciales.

“Fue firmado de acuerdo con las atribuciones que marca la Constitución y fue remitido al Parlamento para su tratamiento. Fue tratado, debatido y aprobado en sesiones públicas del Parlamento”, sostuvo la expresidenta.

Al hacer uso de una cuestión de privilegio, la líder de Unidad Ciudadana planteó que “la verdad es que llama la atención en todo caso si hay un juez o alguna jurisprudencia que constituye un delito a esto como también no hayan llamado a los legisladores que lo han aprobado”.

“Un Memorándum es un acto de carácter complejo que no sólo requiere la firma del titular del Poder Ejecutivo sino también la aprobación del Parlamento”, remarcó.

En ese sentido, la referente opositora recordó que “el juez (Daniel Rafecas) que había dictaminado que esto no era un delito porque era un acto no judiciable hoy está sometido a juicio político en el Consejo de la Magistratura”.

Cristina Kirchner además se dirigió a Michetti y dijo que el Memorándum fue “similar al que usted firmó con Qatar”.

El cruce

A las 12:00 Michetti la interrumpió para recordarle que “las cuestiones de privilegio tienen diez minutos” y le señaló que ya le había otorgado “casi nueve más”, ante lo cual Fernández de Kirchner pidió más tiempo.

“Voy a pedir algo, señora presidenta, tanto que reclamaban mi presencia en la Comisión de Presupuesto y Hacienda y además han hecho un módico tratamiento de las normas, diez minutos más o quince minutos más para una cuestión tan importante. No les voy a demandar demasiado tiempo”, solicitó la senadora del FPV.

La vicepresidenta insistió: “Permítame, senadora, acá hacemos cumplir el reglamento y si yo le doy a usted 30 minutos, después tengo 30 minutos para todas las cuestiones de privilegio. Así que si puede redondear, le agradecería”.

Deja un comentario