Diputado Cáceres: “Hoy cualquier hombre puede sufrir una falsa denuncia y es escrachado”

Luego de que diputadas del bloque del FPV pidieran la suspensión del diputado nacional, Eduardo Cáceres, el legislador hizo su descargo asegurando que “Circulan en los medios falsos mensajes de texto que no están en la causa porque fueron armados para difamarme”, dijo Cáceres y agregó: “No se está garantizando el principio de inocencia», indicó.

El propio diputado pidió en la Cámara le quiten los fueros y solicitó su licencia para ponerse a disposición de la justicia.

A través de un comunicado de prensa, Cáceres recordó que el senador de la UCR por La Pampa Juan Carlos Marino, fue sobreseído, finalmente, el año pasado tras una falsa denuncia de abuso sexual, lo que le costó al senador la vicepresidencia de la cámara alta.

Cáceres tiene actualmente un «bozal legal», pero destacó que «los mensajes que circulan en los medios son falsos, no están en el expediente, lo que demuestra que es una operación de Real Malicia para difamarme», aclaró y resaltó que trabaja en una iniciativa legislativa a raíz de su experiencia.

«La semana pasada presenté un proyecto de Ley para visibilizar que  las falsas denuncias son muchas más de la que se imaginan y no existen estadísticas oficiales, hoy son una herramienta de despecho y hasta se utilizan muchas veces a los hijos de rehenes en materia de divorcios, sólo por producir un daño emocional» y agradeció el contacto de Asociaciones, Intelectuales, Psicólogos y Colegios de Abogados que reconocieron y respaldaron el tema en los medios.

La “ley Alejo” nace por el caso del joven asesinado por su pareja, que cuando fue a hacer la denuncia en la comisaría no se la tomaron por ser varón.  «Hoy muchos hombres padecen de violencia física, social y mediática. Uno a lo largo del proceso puede quedar absuelto, pero psicológicamente destrozado», aseguró Cáceres y recordó el caso de Agustín Muñoz, de tan sólo 18 años, que vivía en San Carlos de Bariloche, y que se quitó la vida tras una falsa denuncia de violencia de género.

Por último, Cáceres citó las «falsas denuncias y escraches sociales que terminaron en suicidio»:

  1. Agustín Muñoz (Bariloche) en Bariloche. 18 años. Su novia aseguró que hizo la denuncia “por un momento de bronca”.

  1. Thomas Pérez Ruiz (Buenos Aires) fue «escrachado» por abuso sexual, y tras su suicidio, su denunciante borró las acusaciones en las redes sociales.

  1. Javier Messina (Rosario): el músico que fue acusado falsamente de acoso, fue golpeado en la calle por la gente y temía que lo maten. Finalmente se quitó la vida.

  1. Luis Arauro (Buenos Aires) Sufrió hasta un intento de linchamiento ante la denuncia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.