AR flights 728 x 90

El Congreso lanza una consulta pública sobre la ley de acceso a la información

Hasta el 23 de marzo se recibirán propuestas, observaciones y preguntas de los ciudadanos sobre la implementación de la Ley de Acceso a la Información Pública en el ámbito del Poder Legislativo

El Senado de la Nación y la Cámara de Diputados de la Nación lanzaron una consulta pública a los ciudadanos en relación a la aplicación e implementación de la Ley 27.275 de Acceso a la Información Pública, sancionada en septiembre del año pasado.

De acuerdo con esta ley, el Congreso de la Nación debe crear su propia Agencia de Acceso a la Información para velar por el cumplimiento de los principios y procedimientos establecidos en la ley, garantizar el efectivo ejercicio del derecho de acceso a la información pública y promover medidas de transparencia activa.

A fin de darle un carácter participativo y abierto al proceso de creación y organización de la Agencia, como así también a la adecuación funcional y organizacional del Congreso a la nueva ley, la Presidencia de la Honorable Cámara de Diputados estableció, a través de la resolución RP 1786/2016, la realización de una consulta pública abierta a todos los ciudadanos, las organizaciones de la sociedad civil y los actores internos del Congreso de la Nación.

La consulta pública, que estará disponible desde los sitios web del Senado y la Cámara de Diputados hasta el jueves 23 de marzo, le permite a los ciudadanos realizar preguntas, observaciones y propuestas en relación a las siguientes temáticas: 1) agencia/s de acceso a la información pública en el Poder Legislativo; 2) responsables de acceso a la información pública; 3) transparencia activa; 4) solicitud de información y vías de reclamo.

La iniciativa se instrumenta a través de la Plataforma de Consulta Pública de la Presidencia de la Nación (https://consultapublica.argentina.gob.ar), a partir de un acuerdo de cooperación y asistencia técnica firmado entre el Ministerio de Modernización y ambas Cámaras, sin que ello afecte ni vulnere la plena autonomía e independencia del Congreso, único responsable de la consulta pública.

Los aportes recibidos de los ciudadanos serán compilados y remitidos a las autoridades de ambas Cámaras para su consideración en los procesos de adecuación e implementación de la ley.