AR flights 728 x 90

El Gobierno logró la foto de Cristina en el banquillo y la de Schiaretti abrazando a Macri

La ex presidenta Cristina Kirchner escuchó las acusaciones en su contra, como presunta jefa de una asociación ilícita en el manejo de la obra pública, sentada en la última fila de la sala de audiencias, en el primer juicio oral y público a la actual senadora, por presuntos delitos de corrupción ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2. Por la tarde, Macri recibió a Juan Schiaretti

La ex mandataria se sentó junto a su abogado Carlos Beraldi, con quien conversó en algunos tramos de la audiencia y se mantuvo distante del resto de los acusados, mientras escuchó la primera parte de la acusación en su contra.

Todos los acusados son juzgados por los presuntos delitos de «asociación ilícita y defraudación a la administración pública» a raíz del supuesto direccionamiento del 80 por ciento de la obra pública en Santa Cruz a favor del detenido empresario Lázaro Báez, durante los gobiernos kirchneristas.

La ex mandataria se ubicó en la tercera fila de imputados, dos por detrás de los detenidos Báez, Julio De Vido (ex ministro de Planificación Federal) y Carlos Kirchner (ex subsecretario de Estado y primo del fallecido Néstor Kirchner).

Gorini anunció el inicio de la lectura del requerimiento de elevación a juicio de los fiscales que investigaron el caso, Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, y casi de inmediato fue interrumpido por el abogado de De Vido, Maximiliano Rusconi.

En lo que fue el primer fuerte cruce apenas iniciado el debate, Gorini se negó a darle la palabra para efectuar un planteo previo sobre la nulidad del juicio, y el letrado respondió aludiendo a la «gravedad» del caso. El juez tuvo que pedir silencio en la sala y de inmediato comenzó la lectura de la acusación fiscal, que demandará varias jornadas.

Después de la foto de Cristina en el banquillo de los acusados, una imagen que se atribuye como funcional a la campaña electoral de Cambiemos, el oficialismo tuvo otra imagen que buscaba: la reunión entre Macri y el gobernador Juan Schiaretti para hablar sobre los puntos de acuerdo político que planteó la Casa Rosada semanas atrás.

El Gobierno apunta a mantener dividio al peronismo entre Cristina y Alternativa Federal justo cuando Schiaretti se prepara para encabezar una cumbre clave para el futuro electoral del espacio que debe definir a sus candidatos para enfrentar al oficialismo y al kirchnerismo.

Si bien Schiaretti se retiró de Casa Rosada si hacer declaraciones a la prensa, trascendió que el cordobés le expresó coincidencias a Macri con el acuerdo de 10 puntos que el oficialismo intenta alcanzar con la oposición antes de las elecciones, pero le planteó que «el Estado debe garantizar la justicia social, ya que no existe por el derrame del mercado».

Se trató de reunión a solas que se extendió por casi una hora.

«Terminamos la reunión convocada por el Presidente, en la que ratifiqué mi posición sobre un eventual acuerdo nacional, que hice pública en mi discurso del 12 de mayo pasado», sostuvo Schiaretti en Twitter en referencia a la fecha en la que obtuvo la reelección.

El gobernador reelecto le planteó a Macri 6 puntos:

  1. Mantener el equilibrio fiscal.
  2. Tomar deuda sólo para obras públicas.
  3. Honrar las deudas que se contraen.
  4. No aislarse del mundo.
  5. Garantizar el federalismo en todo el territorio de nuestra patria, sin resignar los avances alcanzados hasta hoy por las provincias.
  6. El Estado debe garantizar la justicia social, ya que no existe por el derrame del mercado.

Por último, esta noche, Schiaretti se juntaba a cenar con los otros referentes de Alternativa Federal: Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey como ‘previa’ a la reunión del miércoles a la que está invitado Roberto Lavagna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.