AR flights 728 x 90

El Tapiz de San Martín

El próximo martes y durante cuatro meses será exhibido el Tapiz de San Martín,  en el Museo Nacional de Bellas Artes, donde se podrá acceder gratis.

El tapiz que consta de 4,66 metros de alto por 4 metros de ancho, estuvo colgado en la pared de la Casa Rosada, en el descanso de la llamada escalera francesa, desde 1917. El año pasado se lo traslado a París, al mismo lugar donde fuera hecho, para su restauración. Volvió hace unos días.

Morgade Luquet Laforgue, curador, contó que el tapiz llegó a París, totalmente ennegrecido, se realizó un proceso de desempolvado con aspiradoras especiales, limpiado en un medio acuoso, por una empresa que se dedica a este tipo de trabajos, cocieron algunas partes, buscando desacelerar el envejecimiento y reparar los daños que le produce la luz.

En el se puede ver a San Martín montado en su caballo, a poco de lograr el cruce de Los Andes.

Será  ésta una muestra de gobelinos hechos en la Manufacture des Gobelins, taller de Mobiliario Nacional, organismo estatal francés . Serán trece y fueron prestados por el Estado francés para esta muestra que se titula “El Tapiz del general San Martín”, historia de una restauración. Obras Maestras de La Manufacture des Gobelins de Francia, informó el diario La Nación.

Según el director del Museo Nacional, Andrés Duprat, la restauración y exposición, solo le costó al Gobierno , el montaje y la publicación de un catálogo trilingüe. Jean Pierre Guignard, Embajador de Francia en Argentina, fue el responsable de esta iniciativa y financió dicha operación con aportes privados de empresas francesas en Argentina.

La Historia cuenta que éste tapiz fue labrado por ocho tejedores entre 1911 y 1914 .La restauración permite ver ahora al General San Martín sosteniendo las riendas de su caballo, seguido de cerca por algunos de sus soldados, quienes parecen sortear rocas, como signos de los obstáculos que debía eludir en su camino a la liberación. Se puede apreciar también una guerrera que parece llamar a las armas  a los defensores de la libertad, en tanto que una personificación de la República Francesa, con un gorro frigio se apresta a cubrir al militar con una corona de laureles.

Este obsequio francés llegó a nuestro país en 1917, durante la presidencia de H. Yrigoyen y fue ubicado en el mismo lugar donde irá después de la muestra, cuyo cierre está prevista para el 19 de Agosto.

Morgade Luquet Laforgue y Thomás Bold son los curadores de la muestra, por la parte francesa, mientras que Andrés Duprat lo será por la parte argentina.

Duprat se mostró complacido por el  gesto que hicieron los dos países hace cien años y por la demostración de la disciplina artística de Francia, con un ejemplo a seguir en la conservación de una técnica tradicional  y compleja.

Deja un comentario