AR flights 728 x 90

En marzo pueden dejar subir al dólar a $50 por la nueva banda cambiaria

Las bandas cambiarias que impuso el Gobierno nacional en 2018 para ordenar la intervención del Banco Central y darle previsibilidad a la cotización del dólar prevén que en marzo próximo la divisa estadounidense pueda subir hasta los $50, a partir de cuyo valor recién intervendrá la autoridad monetaría para evitar que suba más.

El piso estipulado para el billete estadounidense va a superar -hacia finales de marzo- los $ 39 y el máximo será $50 según los límites de la banda que estableció el Banco Central.

En el primer trimestre de 2019, la banda cual se ubicaría entre $ 37,86 y $ 48,99 terminando el mes de enero, entre $ 38,61 y $ 49,97 a fines de febrero, y entre $ 39,39 y $ 50,97 para finales del mes de marzo.

Durante el último trimestre de 2018, esos límites tuvieron sus inicios en octubre entre $ 34 y $ 44,04 y cerraron el ciclo en diciembre, ubicándose entre los $ 37,12 y los $ 48,08.

Este año, las bandas de flotación serán actualizadas a un ritmo de 2% mensual (además trimestralmente), en contraposición a un 3% anterior e inferior a las previsiones de inflación del 2,4% hechas por las consultoras en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA.

De acuerdo a muchos analistas económicos (según afirma el diario Clarín) la idea principal del Banco Central es que la pendiente de la banda cambiaria se incline cada vez menos mientras los precios se vayan desacelerando.

El esquema de funcionamiento del año pasado se va a seguir manteniendo: si el dólar alcanza el límite más alto de la banda cambiaria el Central va a vender divisas por hasta US$ 150 millones diarios (aunque ya dijo que lo hará por hasta US$ 50 millones). Esto mismo es lo que se dejó pautado tras el acuerdo con el FMI.

Contrariamente, si se llega a la parte inferior de esa banda -o incluso si se sobrepasa el piso-, el BCRA podrá comprar divisas, aunque debería inyectar pesos e ir en contra del objetivo de “base monetaria cero” proyectado hasta el mes de junio.

Habrá que tener en cuenta también lo que ocurre con las tasas de las Leliq, cuyos altos niveles vienen deteniendo el avance de la economía y que para los analistas no habrá mucho margen de error para bajar mientras la inflación siga arriba de lo esperado. Por el momento, la baja de tasas que se vio fue muy leve: luego que el Central decidiera en diciembre eliminar el piso del 60% que venía manteniendo, terminaron ese mes cerca del 59% anual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.