Un estudio advierte que el incremento de la obesidad aumenta el riesgo climático

Un estudio de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, advirtió que el incremento de la tasa de obesidad en la población incrementa las emisiones de gases de efecto invernadero dado que los cuerpos exhalan una mayor cantidad de dióxido de carbono (CO2).

La producción total de CO2 de cualquier especie está relacionada con la tasa metabólica promedio, el tamaño corporal promedio y el número total de individuos de la especie, según el estudio publicado por la agencia DPA.

En este sentido, las personas con obesidad producen más CO2 a partir del metabolismo oxidativo que las que tienen una talla delgada , destaca el estudio académico.

Los investigadores aseguraron que cruzando datos sobre masa corporal, gases de efecto invernadero, metabolismo oxidativo y alimentación, llegaron a la conclusión de que un obeso produce 81 kilogramos adicionales de emisiones de dióxido de carbono que una persona de talla delgada por tener un metabolismo más elevado.

Además, generan 593 kilogramos adicionales por un mayor consumo de alimentos y bebidas.

«En general, la obesidad se asocia con aproximadamente un 20 por ciento más de emisiones de gases de efecto invernadero, respecto a las personas con talla delgada»

«Este estudio deja en claro que pagamos un alto precio por dificultar el acceso a la atención para la obesidad. La obesidad no solo afecta a la salud de las personas que la padecen, sino que cuando no se trata tambiéjn puede contribuir a problemas ambientales», detallaron los expertos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.