AR flights 728 x 90

Gerónimo Rauch, después de Mambrú

A 12 años del la despedida de Mambrú, Rauch se transformó en un prestigioso artista de comedia musical de Madrid y Londres.

De sangre alemana vivió en Palermo, eran tres hermanos, concurrió al St. Brendans College de Belgrano y su hobby  principal pareciá ser el rugby que jugaba en el Club Belgrano Atletic. Estudió medicina, fue cadete de un contador, telemarketer, empleado administrativo en una Obra Social. Tampoco resultó en el rubro de la publicidad. Confiesa que fue muy infeliz haciendo otra cosa ya que sentía que lo de él era la música y la actuación.

A los 39 años vive en Madrid, es padre de Gael y con su esposa abrieron un centro de yoga.

Representado por Lino Patalano, cantó en el Teatro Colón agotando entradas y prepara para el 9 de noviembre la repetición del espectáculo “Songbook”, acompañado por artistas invitados como Rock Of Ages y una orquesta de 20 músicos dirigidos por Tomas Mayer.

Mambrú significó una aventura vertiginosa y eso fue algo nocivo porque lo que se lograba económicamente se terminaba a 2 años de no trabajar.

“Nunca busqué la fama, sino el trabajo. El miedo era pensar que los artistas eran los eternos desempleados. Cuando un amigo me llamó para hacer 3 funciones de Jesucristo Superstar, en el Bristol de Martinez, hizo un video que luego ven los productores de Madrid, que se habían quedado sin el cantante. Miguel Fernández. Así fue como me conocieron y me propusieron que si aceptaba  y audicionaba me tendría que mudar a Madrid. Me compraron el pasaje y el 11 de diciembre de 2007 dejé  mis cosas en el hotel y de allí a la audición. Ya en el viaje presentía que el papel era mío. A las pocas horas volví a Argentina hice 2 valijas y me fui. Me enamoré de Madrid y allí me enamoré de mi mujer, de la vida”, contó al diario Clarín Rauch.

“Con la llegada de mi hijo Gael sentí que todo estaba en paz y saberme padre puso todo en su lugar.  Ahora me siento respetado, con Mambrú no nos respetaba ni el medio, ni los colegas , ni el periodismo y parecía que la gente sentía que no merecíamos el éxito”.

Después de Jesucristo Superstar, Rauch participó en Chicago ( en el Coliseum de la Gran Vía Madrileña). En 2010 protagonizó “Los Miserables” ( En el teatro Lope de Vega de Madrid ) y más tarde en ( The 02 de Londres.) En 2013 hizo “El Fantasma de la Opera” en (Her Majesty´s Theatre, del West End londinense).

Asegura que “por la comedia musical, se mudaría cuantas veces fuera necesario”. Hasta ahora lleva 12 mudanzas, las últimas de España a Inlaterra y nuevamente a España.

Actualmente lo espera: Una nueva representación de Songbook en el Colón, donde paseará por los personajes de comedias musicales como El fantasma de la Opera, Amor sin Barreras,  Jesucristo Superstar. Intercalando canciones de Ennio Morricone, Fito Paez, los Beatles  y Sting.

Luego lo espera Colombia, México y por último Barcelona donde formará parte de un concierto de Navidad. En Tenerife  hará funciones de “Sunset Boulebard”  junto a la madrileña  Paloma San Basilio. El año pasado presentó en el Maipo su tributo a los Beatles, (Album editado por Sony).

No descarta la posibilidad de actuar en cine y televisión en Europa.