Gran repercusión por Ramos Mingo

Que Santiago Ramos Mingo (18) haya salido con su joven edad y poco tiempo en el equipo Español, en el banco de suplentes del Barsa causó una gran repercusión en los medios de Córdoba y del país.

Todos se hicieron eco, medios, gráficos, radiales, televisivos y pudimos tener todos los que integramos la familia de Deportivo Atalaya una gran satisfacción por el pibe, por el papá (Pedro Ramos, que es uno de nuestros entrenadores) y por Piero Foglia (Director Deportivo del club) que pudieron contar los pormenores de como fue la llegada de Santiago a uno de los clubes más importantes del mundo…

Pero también, más allá del agradecimiento a todos los medios que se hicieron eco de esta noticia y que nos preguntaron y querían llegar a las personas que sabían de la «historia de Santiago y como es que llega a Barcelona», nos pareció trascendente destacar dos cosas:

1- Que todo lo que manifestamos a lo largo de este tiempo es REAL y hablo del «esfuerzo, sacrificio y dedicación» que hay que tener si se quiere llegar a ser profesional de este deporte; que es «durísimo» el camino (con satisfacciones y tristezas en el medio), que desde chiquitos se toma como un divertimento pero cuando pasan los años y categorías, ya se vuelve «semi profesional» la tarea (por lo menos es la mentalidad que tiene Deportivo Atalaya con sus futbolistas) y entonces, el «compromiso» que hay que asumir es distinto… «Resignar cosas, salidas, bailes, comer sano, dormir bien, cumplir con los objetivos previstos, tener responsabilidad y sobretodo, poner TODA la energía en entrenar, entrenar y superarse día a día, para estar «preparado» para cuando «toque»… es simple pero al mismo tiempo muy complicado….».

Algunos jugadores están «enfocados» así desde chiquitos y son los que finalmente, no se desvían del camino y tienen una oportunidad…

La «pregunta del millón» es Donde jugarán? No lo sabemos, pero lo que si se sabe es que «llegarán» a algún puerto en algún momento…

Santiago Ramos Mingo (como muchos juveniles que han pasado por Deportivo Atalaya y hoy están jugando en distintos clubes nacionales e internacionales) es el ejemplo vivo de lo que decimos… Porque más allá de sus condiciones que obviamente las tiene (sino no estaría allí) lo ÚNICO que quería, era llegar a ser jugador profesional de fútbol y aunque parezca «paradójico» su carrera «recién comienza» a ser realidad, así que seguramente, su esfuerzo será doble y la dedicación también, pero es su «sueño» y esto, motiva a seguir «metiendo» con más fuerza que nunca…

2- Es un jugador nacido en la Liga Cordobesa, jugó en todas las canchas de Córdoba, se formó entre nosotros -tuvo su paso si, por un club de la jerarquía de Boca Juniors- pero lo importante es que no perdió sus raíces; a veces no es necesario pasar por BsAs para tener una oportunidad (Franco Vezzoni, jugó en la Liga, llegó a la Primera de Atalaya y fue a Inter de Italia dónde está hoy) y así, podemos seguir enumerando muchísimos casos de juveniles que están haciendo su experiencia en diversos clubes nacionales e internacionales y han tenido un paso importante por Deportivo Atalaya; lo que queremos decir, que ESTA experiencia (de Liga Cordobesa) que nuestros futbolistas están teniendo hoy, es «clave» para el futuro y así hay que tomarlo… Aprender a convivir con el error, entrenar SIEMPRE poniendo TODO, más allá de que un entrenador nos ponga o no, la idea es estar «listo» para cuando se necesite y entonces, «demostrar lo que valemos, en cualquier cancha y en cualquier lugar…»

En el final, cuento una experiencia que puede servir… Yo estuve en la cancha de Escuela Pte Roca (cuando debuto Vezzoni) en la Primera del club y ya se hablaba de él, desde el exterior, sin embargo, su presente estaba en ese momento en Atalaya, ingreso con TODO, mostró todo su potencial y metió un gol que todavía, los que estaban ahí, lo recuerdan… Esto quiere decir, que «no importa dónde juegues, sino lo que haces cuando tenés la oportunidad» y esta tiene que ser la mentalidad que nos acompañe siempre…

A continuación, en el link que acompaña esta.nota podrán escuchar a Piero Foglia (Director Deportivo de Atalaya) y a Pedro Ramos (entrenador del club y papá de Santiago) que cuentan pormenores del presente del joven Ramos Mingo y su sensaciones personales de la satisfacción que nos invade a todos, por este logro que desde acá parece «inalcanzable» pero es una muestra más, que es «posible»…

No dice el lema: «Soñar no cuesta nada y a veces, se hace realidad…»? Bueno, a veces hay que «creerlo» y trabajar muy duro, para poder lograrlo!

Felicitaciones Santiago y vamos por mas!!

Por: Pablo Rennella (Periodista – Director Técnico de fútbol) desde Córdoba

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.