AR flights 728 x 90

Hace 12 años Misiones rechazaba la reelección indefinida a Gobernador

Fue un momento histórico para Misiones en el cual el opositor Frente Unidos por la Dignidad (FUD) ganaba claramente los comicios para elegir 35 convencionales constituyentes en Misiones y sepultó las ambiciones del entonces gobernador provincial, Ing. Carlos Rovira, hoy actual presidente de la Cámara de Diputados Provinciales de aspirar a la reelección indefinida.

La coalición liderada por el obispo emérito de Puerto Iguazú, monseñor Joaquín Piña, cosechaba el 56,57% de los votos (247.247) contra el 43,43% (189.809) del Frente Renovador de la Concordia. La diferencia de trece puntos se registraba cuando ya estaba escrutado el 98% de los votos emitidos y aseguraba veinte convencionales para los vencedores.

En sus primeras declaraciones periodísticas, el anciano sacerdote jesuita acusó al oficialismo de demorar el conteo y proporcionar sólo los datos favorables a la lista encabezada por la prima del mandatario provincial, Viviana Rovira. Igualmente, pasadas las 22.30, los partidarios del FUD se concentraron frente a la plaza principal de Posadas para celebrar la victoria.

Con retrasos en algunas mesas, la gente comenzó a votar desde las 8 para elegir a los convencionales que, dentro de un mes, deberián definir si se reforma un artículo constitucional que impide la reelección del gobernador por más de dos mandatos consecutivos.

El rovirismo perdía en municipios clave como Oberá –la segunda ciudad de la provincia–, Eldorado, Iguazú, Apóstoles, Puerto Rico y San Vicente.

Una hora después del cierre de la elección, el FUD informaba que los datos de sus fiscales le otorgaban catorce puntos de ventaja e igual resultado arrojaba una encuesta a boca de urna de la consultora Opinión Autenticada.

Los máximos dirigentes del rovirismo, mientras tanto, se reunían en el centro de convenciones de Posadas, ubicado a las afueras de la capital provincial, pero evitaban formular declaraciones.

Hermetismo. Tal como ocurrió durante toda la campaña, ni la prima del gobernador, Viviana Rovira –que cargó con la primera candidatura a favor de la reforma constitucional–, ni el propio mandatario hablaron con los periodistas. Ante la permanente requisitoria mediática, las fuentes habituales sólo atinaban a reclamar paciencia.

Desde ese sector, el intendente de Eldorado, el rovirista Norberto Aguirre, reconoció que “nos dieron una paliza”. El FUD logró en esa ciudad, según dijo, el 65% de los votos contra el 37% del oficialismo.

En el mismo tono se expresó el jefe comunal de Oberá, el oficialista Ewaldo Rindfligsth. “Está claro que la gente es inteligente y no quiso la reforma; nos equivocamos de mensaje”, admitió.

El lento recuento oficial reflejaba, hasta las 21.30, una ventaja de casi cuatro puntos del rovirismo sobre el FUD, cuando se habían escrutado 609 de 1.557 mesas. Esos cómputos revelaban que el oficialismo ganaba 51,37% a 48,63%.

Más de 600 mil misioneros estuvieron habilitados a votar en un comicio donde el único objetivo era modificar un artículo de la Constitución provincial para instaurar la reelección permanente. Ni bien se conoció esa intención, el proyecto aglutinó a todo el arco opositor que rechazó la imposición de semejante cláusula, rotulándola de “antidemocrática”.

Rovira tuvo el respaldo de Kirchner, quien el 27 de septiembre visitó la provincia y luego, aunque desistió de hacer un nuevo viaje, envió a varios funcionarios con ayuda social.

Durante el tramo final de la campaña proselitista, el FUD denunció anomalías y elevó una presentación a la Organización de Estados Americanos (OEA) por presunto fraude.

La tensión de la campaña, finalmente, no se transmitió a la jornada de votación, que transcurrió sin mayores contratiempos: los únicos incidentes se produjeron entre los musculosos y agresivos custodios de Rovira y los periodistas cuando el gobernador fue a emitir su sufragio.

(Fuente: El Perfil Noticias)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.