AR flights 728 x 90

La Corte convocó a una audiencia pública sobre el Riachuelo

También estaba prevista una movilización de vecinos de los barrios afectados, quienes reclaman que no los traten como “objetos a ser relocalizados”.

La Corte Suprema de Justicia convocó para este miércoles a una audiencia pública para conocer el grado de avance en el plan de saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo y habrá una movilización de vecinos de los barrios afectados.

La audiencia tendrá lugar el miércoles a las 10:00 y deberán asistir representantes de la Autoridad de la Cuenca Matanza- Riachuelo (Acumar), del Estados Nacional, de la Provincia de Buenos Aires, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Auditoría General de la Nación y organizaciones sociales.

Hace ocho años, mediante un histórico fallo, la Corte Suprema de Justicia intimó al Estado nacional, a la provincia de Buenos Aires y a la Ciudad a recomponer el daño ambiental existente en la Cuenca Matanza-Riachuelo, aunque todavía quedan muchas cuentas pendientes.

En aquella disposición se estableció un programa de políticas públicas de cumplimiento obligatorio, determinando a los responsables de llevar adelante las acciones y las obras de saneamiento, además del plazo en que deberán ser concretadas.

“El Tribunal estima necesaria la realización de una audiencia pública de carácter informativo, con el objeto de tomar conocimiento inmediato e integral de todas las circunstancias concernientes al genuino estado de cumplimiento de las obligaciones impuestas en estas actuaciones, sobre la base de los informes orales que deberán efectuar personalmente ante este estrado los más altos funcionarios responsables”, indicaron los jueces de la Corte en su convocatoria.

Pero vecinos de barrios afectados anunciaron una movilización a las puertas de los Tribunales para reclamar no sólo “ser parte y protagonistas del expediente y no objetos a ser relocalizados”, sino que además, “a ocho años de la sentencia, se implementen acciones efectivas para cumplir con la manda de la Corte Suprema de Justicia y detener el daño que pesa sobre las familias” que allí viven.