AR flights 728 x 90

La cúpula de la ONU y la Unión Europea rechazan el veto migratorio de Trump

El secretario general de la ONU, António Guterres, aseguró este miércoles que el veto a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana decretado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debería ser eliminado, ya que «viola los principios básicos», en coincidencia con expertos independientes de la organización. En el mismo sentido se expresó la Unión Europea.

«Creo que estas medidas deberían ser eliminadas más pronto que tarde», declaró Guterres a periodistas en la sede de Naciones Unidas, citado por la agencia de noticias EFE.

Trump firmó un decreto el viernes pasado, que suspende durante 90 días la concesión de visados y prohíbe la entrada a todos los ciudadanos de Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen hasta que se adopten nuevos procesos de escrutinio, al tiempo que frena todas las acogidas de refugiados durante 120 días, y de manera indefinida para los sirios.

Según el diplomático portugués, este tipo de acciones «no son efectivas si el objetivo es realmente evitar la entrada de terroristas en Estados Unidos», tal como adujo Trump cuando firmó el polémico decreto, el viernes pasado.

«Si una organización terrorista global va a intentar atacar cualquier país como Estados Unidos, probablemente no vendrá con gente con pasaportes de países que son hoy zonas de conflicto», dijo Guterres, quien recordó la sofisticación con la que operan estos grupos.

«Pueden venir con pasaportes de los países más desarrollados y creíbles del mundo o pueden usar gente que ya está dentro del país y que en ocasiones ha estado allí por décadas», añadió.

Asimismo, el jefe de la ONU llamó a evitar «medidas que alimenten la ansiedad y la ira», pues «ayudan a desencadenar los mecanismos de reclutamiento que estas organizaciones están haciendo en todo el mundo».

Guterres, que en el pasado fue responsable de Naciones Unidas para los Refugiados, recordó que el reasentamiento es la «única solución» para muchas de estas personas, entre las que hoy destacan los sirios.

Y destacó que Estados Unidos fue uno de los países a la vanguardia en estos esfuerzos para proteger a refugiados.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, rechazó también la decisión de Donald Trump de vetar la entrada a Estados Unidos de los ciudadanos de siete países con mayoría de musulmanes.

Mogherini, aclaró que el bloque «no devolverá a nadie que tenga derecho a protección internacional, ya que sería inmoral, injusto e ilegal» y agregó que “nadie puede ser privado de sus derechos debido a su lugar de nacimiento, su religión o su origen étnico”.

En la misma línea. un grupo de expertos independientes de la ONU afirmó hoy que el veto temporal estadounidense a la entrada al país de ciudadanos de siete naciones de mayoría musulmana «viola las obligaciones internacionales» de Estados Unidos en materia de derechos humanos.

En un comunicado, los expertos recuerdan que el derecho internacional protege los principios de la no devolución de personas a un territorio donde su vida o libertad corran peligro y la no discriminación en base a la raza, la nacionalidad o la religión.

Los relatores sobre los derechos de los migrantes, Francois Crépeau; el racismo, Mutuma Ruteere; la protección de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson; la tortura, Mils Melzer, y la libertad religiosa, Ahmed Shaheed, señalan que el veto «es claramente discriminatorio al basarse en la nacionalidad y aumentar la estigmatización de la comunidad musulmana».

«La reciente política migratoria de Estados Unidos también puede provocar que personas sean devueltas sin un proceso individual y unos procedimientos de asilo adecuados a lugares en los que están en riesgo de sufrir tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, en contra del derecho internacional humanitario y las leyes internacionales de derechos humanos», indicaron.

Los relatores temen que las personas vetadas sean detenidas por un periodo indefinido y posteriormente deportadas.

«Esto es profundamente preocupante», indican los expertos independientes, que recuerdan que el veto frena la llegada de refugiados durante 120 días, prohíbe indefinidamente la entrada de refugiados sirios y suspende la entrada prevista de más de 50.000 refugiados durante el año fiscal 2017, que comenzó en octubre pasado y finalizará en septiembre de este año.

«En medio de la peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial, esto representa un importante revés para aquellos que necesitan protección internacional. Estados Unidos debe cumplir sus obligaciones internacionales y dar protección a los que huyen de la persecución y de los conflictos», subrayan los expertos.

Los relatores recuerdan que el país gobernado hoy por el presidente Donald Trump también está involucrado en conflictos como los de Irak y Siria y por ende «debe extender su responsabilidad a la acogida de refugiados».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.