AR flights 728 x 90

Lacunza negó retoques en los controles de cambio y Vidal ¿dejaría la Provincia en default?

El ministro de Hacienda Hernán Lacunza brindó una conferencia de prensa en la que negó nuevos controles de cambios y rechazó que el Gobierno financie la fuga de capitales. En tanto la agencia calificadora de riesgo Moody’s alertó que la provincia de Buenos Aires caería en dedault.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, sostuvo esta tarde que «no hay financiamiento a la fuga de capitales» como señala el opositor Frente de Todos y rechazó la posibilidad de revisar el control de cambios.

Al brindar una conferencia de prensa, subrayó que «el comportamiento desde las PASO hasta acá de la deuda ha mostrado una baja».

Además, aseguró que desde su administración «no estamos revisando las medidas aplicadas al control de cambios».

«No hay medias por anunciar», afirmó.

«Hay que tratar de mirar más la película que la foto porque da un mejor panorama de la sustentabilidad de las cuentas públicas», consideró el titular de la cartera económica.

En ese sentido, resaltó que «desde que se tomó la deuda con el FMI, ingresaron 45 mil millones de dólares» y argumentó: «Eso se usó para reducir la deuda con el sector privado y con el intrasector público».

«La deuda neta cayó unos 10.000 millones de dólares, no hay financiamiento a la fuga de capitales», apuntó.

Según su criterio, la Argentina «necesita recuperar el crédito voluntario».

«La estrategia de usar recursos propios también es finita. No puede ser para siempre», apuntó, y remarcó la necesidad contar con «capacidad de crédito voluntario y rápido».

En cuanto a la provincia de Buenos Aires, la calificadora de riesgo Moody’s alertó sobre la posibilidad de default en la jurisdicción que gobierna María Eugenia Vidal que pagó este martes el equivalente en pesos a u$s 65 millones por el
cupón del bono que vence en 2025.

El problema es que La Plata enfrenta vencimientos de u$s 1384 millones de dólares en 2020 (entre capital e intereses), lo que representa el 63% de la deuda de todas las provincias para el año que viene.

Para 2021, las obligaciones bonaerenses suman unos u$s 1467 millones, lo que significa el 50% de los
pagos de todos los subsoberanos locales. A eso se suman pagos por u$s 744 millones de un bono que la Provincia
le colocó en forma directa a Anses.

Con un contexto de país en recesión, para Moody’s «la provincia de Buenos Aires deberá afrontar un mayor riesgo de default debido a: 1) su alta susceptibilidad a la volatilidad del tipo de cambio dada su alta cuota de deuda denominada en moneda extranjera; 2) su vulnerabilidad a condiciones financieras ajustadas, y 3) su debilitada situación fiscal debido a una menor recaudación impositiva y los desafíos que deberá enfrentar para cubrir sus gastos».

Pero el informe consideró que «su liquidez es suficiente para enfrentar la amortización de la deuda en
2019» pero apuntó que «necesitará asegurar financiamiento externo para renovar sus vencimientos en 2020».

En conclusión, ese perfil de vencimientos «desafiante expone a los tenedores de notas a un riesgo de
refinanciamiento significativo, dada la volatilidad del tipo de cambio actual y el acceso limitado al mercado para
los emisores argentinos».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.