Los gremios calificaron la propuesta del Gobierno como “vergonzosa” y rechazaron la conciliación obligatoria

En el marco de una conferencia de prensa, Baradel ratificó la medida e insistió en que “no habrá clases en ninguna provincia del país” porque el objetivo es lograr una paritaria nacional.

Los gremios docentes bonaerenses rechazaron la conciliación obligatoria que dictó este viernes el gobierno provincial, tras hacer lo propio con una nueva propuesta de aumento salarial, al tiempo que ratificaron su adhesión al paro nacional de 48 horas previsto para este lunes y martes, cuando se inicia el ciclo lectivo.

La medida fue anunciada durante una rueda de prensa que ofrecieron los ministros de Educación, Alejandro Finocchiaro; de Trabajo, Marcelo Villegas y de Economía, Hernán Lacunza, luego de la reunión paritaria que mantuvieron con representantes de los sindicatos agrupados en el Frente Gremial Docente y Udocba.

Pese a que los gremios adujeron que el gobierno no tiene legitimación para dictar la conciliación obligatoria porque el paro es nacional, el ministro de Trabajo explicó: “Tenemos el deber como funcionarios públicos de preservar los derechos de los bonaerenses, en este caso los más vulnerables como son los chicos”.

“No hay medida aunque sea a nivel nacional que nos inhiba para defender los derechos de los bonaerenses que se ven afectados. Los gremios como filiales de una entidad nacional así como adhieren a un paro pueden desadherirse”, graficó el funcionario.

La conciliación obligatoria obliga a las partes a retrotraer la situación al momento previo al conflicto y establece un paréntesis de negociación en la que no se puede adoptar ningún tipo de medidas.

Esta noche, luego que sesionaran los plenarios de los diferentes gremios docentes, los sindicatos volvieron a ratificar que el resorte para frenar la medida de fuerza tendría que estar dado por el gobierno nacional.

“El que clausuró la posibilidad de que el lunes y martes no haya clases en todas las provincias de país fueron los ministros Marcos Peña y Esteban Bullrich que decidieron no convocar a la paritaria nacional”, sostuvo el titular del Suteba, Roberto Baradel.

Sin embargo, el ministro Villegas dijo que la medida se tomó “después de reflexionar y viendo que aún tratando de construir un puente para que no haya medidas de fuerza hay un rechazo sin contrapropuesta” y adelantó que, en el marco de la conciliación, fijó una audiencia para el 8 de marzo.

Los gremios docentes rechazaron hoy por tercera vez la propuesta de aumento salarial que hizo el gobierno y que, en este caso, consistió en el adelanto de entre 800 y 2.000 pesos a cuenta de futuros aumentos, pero con la condición de que se inicien las clases.

La oferta contemplaba 800 pesos para los que cobran hasta 15.000, 1.200 para los que cobran entre 15 y 20.000 pesos, 1.600 para los que cobran entre 20.000 y 30.000 y 2.000 para los que cobran más de 30.000 pesos mensuales y se pagaría antes del 15 de marzo.

Para el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza “nunca hubo una propuesta tan flexible como las tres que hicimos y para disipar cualquier tipo de dudas ofrecimos adelantar una suma para los bolsillos de los docentes mientras continuamos con la negociación”.

Lacunza detalló: “Hicimos un máximo esfuerzo, sabemos que los maestros ganan poco, merecen más y no es una negociación mercantilista. Somos un gobierno responsable y no queremos preguntarnos en un par de meses el porqué no podemos pagar. Para generar confianza queremos cumplir lo que decimos”.

“Aún bajo la coacción de las medidas de fuerza, seguimos trabajando para evitarlas”, agregó Lacunza, quien ratificó que descontarán los días de paro a los docentes que adhieran a la medida de fuerza.

Según las estimaciones del titular de Economía, “tomando en cuenta que el ingreso medio de un docente es de casi 19 mil pesos por mes, el descuento rondaría los 650 pesos por día”.

En tanto, el Director General de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro anunció hoy que los días que se pierdan durante las medidas de fuerza “van a ser recuperados durante el receso invernal” que generalmente es en julio.

El titular de la cartera educativa pidió a los docentes que el lunes concurran a las aulas y a los gremialistas que “dejen de usar a los maestros para resolver cuestiones internas o para su actuación en la arena política”.

Pese haber rechazado la oferta luego de la reunión, los gremios anunciaron esta noche que los delegados que conforman los plenarios avalaron la actitud adoptada por los secretarios generales.

“Las medidas a nivel nacional se sostienen porque no le vamos a dar la espalda a cada uno de los compañeros de otras provincias que aún no le han ofrecido ni un pesos”, sostuvo Baradel.

Baradel dijo que la propuesta de hoy del gobierno provincial “fue una suerte de extorsión” porque supeditaba el aumento a que los gremios levanten la medida de fuerza.

En tanto, la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini calificó como “lamentable” la situación que atraviesa la paritaria docente y dijo que la propuesta del gobierno “no da respuesta a los reclamos de los maestros”.

“El plenario de la FEB mostró un profundo malestar en todos los distritos lo que reafirma que lo que manifestamos los representantes es lo que dicen nuestras bases. Hay una deuda con la educación pública y si no hay respuesta la lucha se va a profundizar”, advirtió.

En tanto, Miguel Díaz, titular de Udocba, adelantó que recusarán de la paritaria al ministro de Trabajo, Marcelo Villegas “porque debe ser árbitro y no parte”.

Díaz pidió hoy a los maestros que “no aflojen” porque la provincia “cuenta con dinero para hacer una oferta mejor”.

El gobierno bonaerense había ofrecido a los docentes en su primera reunión un aumento del 18 por ciento en cuatro tramos, ajustable por trimestre de acuerdo al índice de inflación del Indec y luego ofertó un incremento igual al de la inflación, pero ambas propuestas fueron rechazadas.

Los gremios resolvieron además que el próximo martes volverán a reunirse para definir las medidas a seguir.