AR flights 728 x 90

Macri celebró que bajó la pobreza al 25,7%, según el Indec

El índice de pobreza fue de 25,7 por ciento al cierre del segundo semestre de 2017, 4,6 puntos porcentuales menos respecto al 30,3 por ciento de igual período de 2016, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Frente al primer semestre de 2017, la baja fue de 2,9 puntos porcentuales, al retroceder desde el 28,6 por ciento hasta 25,7 por ciento en los últimos seis meses del año pasado.

En tanto, el nivel de indigencia -comprendido dentro de la medición de pobreza- se ubicó a fines de 2017 en 4,8 por ciento, con una reducción de 1,3 punto porcentual respecto al período julio-diciembre del 2016.

Unos minutos después de que se conocieran estas cifras, el presidente Mauricio Macri destacó la baja registrada en el nivel de pobreza, al tiempo que reconoció que aún queda «mucho por resolver».

El jefe del Estado mantuvo un contacto con la prensa en la Quinta de Olivos, acompañado por la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el titular de la cartera de Trabajo, Jorge Triaca, y el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso.

Tras reseñar los últimos indicadores positivos de la economía, entre ellos el crecimiento del nivel de actividad económica de más del 4 por ciento en enero, el Presidente señaló que “ningún dato alentador tiene sentido si no se refleja en una vida mejor para los argentinos”.

La baja en el nivel de pobreza se dio en un contexto en el que la economía en su conjunto creció 2,9 por ciento en 2017, mientras que el Índice de Desocupación bajó desde el 7,6 por ciento de finales de 2016 hasta el 7,2 por ciento en el último trimestre del año pasado.

Con un promedio de pobreza del 25,7 por ciento a nivel del país, los aglomerados con menos de 500.000 habitantes mostraron un índice de 26,3 por ciento, mientras que los que tienen mayor población se ubicaron en el 25,5 por ciento.

En base al informe del Indec, sobre un total de 27,5 millones de personas relevadas en 31 aglomerados urbanos, poco más de 7 millones son pobres, y entre ellas, 1,3 millones de habitantes son indigentes.

En ese marco, la Ciudad de Buenos Aires fue la que tuvo el menor nivel de pobreza, con el 9 por ciento; seguida por Ushuaia, con el 11,4 por ciento, y Paraná y La Rioja, ambas con el 18 por ciento.

En contrapartida, las mediciones más altas de pobreza correspondieron a Resistencia, con 39,2 por ciento; Santiago del Estero, con 38,3 por ciento; Corrientes, con 36,9 por ciento, y Concordia, en Entre Ríos, con 36,1 por ciento.
En el Gran Buenos Aires, donde se asienta casi la cuarta parte de la población, el índice de pobreza fue de 29,5 por ciento en el segundo semestre de 2017, 3,8 puntos porcentuales más que la media medida a nivel nacional.
Los números del Indec fueron reivindicados desde gabinete. Entre los funcionarios se destacó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien aseguró -a través de su cuenta en la red social Twitter- que “2,7 millones de argentinos salieron de la pobreza en los últimos dos años. Falta mucho pero vamos por el buen camino. Lo estamos haciendo juntos”.

Desde el sector privado, en el mismo sentido, el presidente de Coninagro, Carlos Inanizzotto, subrayó “la buen noticia” que representa la baja en el índice, al tiempo que enfatizó que “el cooperativismo y las producciones regionales tienen mucho para hacer en esta lucha en contra de la pobreza, porque su desarrollo posibilita afianzar las poblaciones en pequeñas zonas rurales, y evita que más personas se vuelquen a los cordones de pobreza que se crean alrededor de las grandes ciudades”.

Las palabras del titular de Coninagro dan cuenta de los últimos números informados por el Indec para los conglomerados con menos de 500.000 habitantes, vinculados mayormente con la producción agropecuaria, donde el índice de pobreza fue de 26,3 por ciento, por encima de la media nacional de 25,7 por ciento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.