AR flights 728 x 90

Malas noticias para el kirchnerismo: Casación ratificó a Bonadio en la causa Cuadernos

La Cámara Federal de Casación Penal ratificó al juez Claudio Bonadio al frente de la causa “cuadernos”. De esta manera, el máximo tribunal penal del país rechazó el recurso presentado por la defensa de la expresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, donde se acusaba al juez por “imparcialidad”.

En sintonía con resolución adoptada por la cámara de primera instancia, el tribunal de Casación que integran los jueces Diego Barroetaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa, rechazó la recusación de la exmandataria y confirmó a Claudio Bonadio al frente de la causa conocida como “cuadernos”.

Carlos Beraldi, abogado defensor de la expresidenta, había presentado un recurso contra Bonadio. Entre las justificaciones esgrimidas por la defensa para argumentar “imparcialidad”, se manifestaba que Cristina Fernández de Kirchner había denunciado al magistrado y pedido su juicio político en 2016.

Sin embargo, en su fallo los jueces consideraron que la defensa “no ha logrado demostrar la presencia de elementos objetivos que permitan sospechar la falta de imparcialidad del magistrado”. Con la resolución, Bonadio continuará en la causa y se estima que en el corto plazo, el fiscal Carlos Stornelli planea la elevación del expediente a juicio.

Tanto Barroetaveña y Petrone manifestaron que Bonadio no incurrió en imparcialidad, con lo cual los argumentos de la defensa “no resultan suficientes” para apartar al juez de la causa. Por su parte, Figueroa votó en favor de aceptar la recusación por parte de la expresidenta para que Bonadio no siga al frente del caso.

La causa de los cuadernos investiga el presunto pago de coimas por parte de empresarios a funcionarios del kirchnerismo, con el objetivo de tener beneficios en el reparto de la obra pública. La investigación se originó a raíz de la aparición de cuadernos con anotaciones de Oscar Centeno, exchofer del funcionario Roberto Baratta.

En ese marco, Bonadio procesó a Cristina Fernández de Kirchner junto al exministro de Planificación, Julio De Vido, y Roberto Baratta, quien se desempeñaba en ese ministerio. En la investigación, la expresidenta está sindicada como presunta jefa de una asociación ilícita, creada para esos fines delictivos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.