Moratoria Impositiva: Tuvo media sanción con apoyo parcial de JxC

La Cámara de Diputados aprobó la ampliación de la moratoria votada en diciembre por la ley 27.541 en el marco de la emergencia económica. Según la AFIP, la deuda con el organismo es de 534.000 millones de pesos, incluyendo la deuda que no se está pagando, más la deuda regularizada con distintos planes.

Se incluyen en la moratoria las obligaciones vencidas hasta el 31 de julio. La tasa de interés será fija de 2 % mensual durante las seis primeras cuotas, luego utilizándose la tasa Badlar. Juntos por el Cambio, que presentó dictamen propio, se abstuvo en la votación en general, “porque no se puede avalar el «traje a medida de Cristóbal López».

En la votación en particular, Juntos por el Cambio votó de manera favorable la mayoría de los artículos del dictamen del oficialismo, ya que dijeron que benefician a miles de contribuyentes y son similares a lo que planteó el Juntos por el Cambio en su dictamen. La principal excepción fue el artículo 11° del dictamen de mayoría, que es el que beneficia de manera directa a Oil Combustibles, y que Juntos por el Cambio votó de manera negativa.

El dictamen de Juntos por el Cambio fue explicado por el diputado radical Luis Pastori: “Presentamos dictamen propio porque el despacho del oficialismo adolece de serios problemas, que tienen que ver con su insuficiencia, con un sesgo antiempresa cargado de ideologismo, y el escandaloso artículo 11 que conduce a la impunidad de los autores de uno de los más grandes fraudes al fisco de los últimos tiempos: Oil Combustibles S.A”.

“La cláusula Cristóbal López es el artículo 11. Es un escándalo. Esta ley será recordada en el tiempo como la Ley Cristóbal, y por ese motivo nos abstenemos en la votación del dictamen de mayoría. Es práctica histórica la exclusión de los beneficios de los sujetos declarados en quiebra respecto de los cuales no se ha dispuesto la continuidad de la actividad. No existe razón para ofrecer el beneficio de un plan de pagos extraordinarios para quien no cuenta con un flujo de fondos que garantice el cumplimiento en el tiempo. Pero el proyecto de ley en su artículo 11 prevé la posibilidad que los sujetos en tal condición accedan a este régimen”, dijo Pastori.

Y recordó que “en enero de este año la empresa solicitó a la AFIP una solicitud de avenimiento falencial manifestando su voluntad de acceder a un plan de pago. En marzo el servicio jurídico de la AFIP dictaminó que el pedido debía ser rechazado en virtud del procesamiento de los miembros de la empresa por el delito de defraudación. Con esta ley la AFIP renuncia a cobrar 100 millones por un poco más a casi 10 años. Y si agregamos que se incorporan a la moratoria las deudas por el impuesto a los combustibles, que no estaban en la ley de diciembre, las del impuesto al juego que no estaban tampoco en diciembre, estamos frente a un traje a medida para Cristóbal López”.

“Tiene un evidente sesgo antiempresa porque se imponen distintas situaciones que pueden llevar a la caducidad del plan, cuando distribuyan utilidades a sus accionistas o socios, cuando accedan al mercado libre y único de cambio para realizar pago de beneficios a sujetos vinculados al exterior, por transferencias al exterior o compra de activos financieros; poniendo trabas así a operatorias que son normales en este tipo de empresas”, amplió Pastori.

El diputado José Cano dijo que esta es una ley necesaria. Pero tenemos varias obligaciones, porque alivianar el estrés financiero de empresas en crisis y convalidar delitos penales y tributarios es algo muy distinto. Esperemos que no se consagre la impunidad de Cristóbal López y su grupo. Al mismo tiempo nos debemos una gran reforma tributaria que le haga más fácil la vida al contribuyente. Hay casi 165 tributos nacionales, provinciales, municipales, 15 de ellos garantizan la recaudación del 90 %, el resto el 10 % de lo que se recauda anualmente”.

Facundo Suárez Lastra preguntó al oficialismo qué necesidad hay de incluir a Cristóbal López en la moratoria, habiendo un acuerdo tan amplio en torno al resto de la ley. ¿Por qué si el jefe de Gabinete y el Presidente aseguran que es esencial en los tiempos que vivimos que trabajemos juntos, qué necesidad hay de sostener esto que nos parece inviable? ¿Por qué optan por eso en lugar de tener a toda la Argentina representada en el Congreso votando junta en el Congreso? Es una opción que toma el oficialismo”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.