AR flights 728 x 90

Nuevos ProCreAr: denuncian que «siguen vendiendo UVAs podridas»

Este viernes se anunció una nueva etapa del plan Procrear a través del cual se otorgarán un total de 10.000 créditos a una tasa del 7,5 % más UVA, con una financiación del 90 % del capital y un subsidio no reembolsable.

Desde el colectivo Hipotecados UVA Autoconvocados advirtieron que el mecanismo promocionado por el Gobierno Nacional para posibilitar el acceso a una primera vivienda «ya ha demostrado que no es viable y que carece de previsibilidad y razonabilidad».

Así prosigue el comunicado de los Hipotecados UVA Autoconvocados:

Al indexarse la cuota y el capital por inflación, se desconoce a lo largo del crédito el importe que se debe abonar mensualmente, como así también el capital que se terminará devolviendo al banco.

La falta de razonabilidad está dada porque éste gobierno ha demostrado su incapacidad para domar la inflación, y la prueba cabal de ello es que la cifra interanual se ubica en el 57,3%. Con estos niveles en el costo de vida, es imposible para una familia poder planificar y proyectarse en el tiempo, sobre todo frente a créditos que deberán afrontar por 30 años.

Si a la tasa fija del 7,5 % se le acumula mes a mes la variación del CER, tanto en la cuota como en el capital, estos créditos se transforman, en el corto plazo, en una bomba de tiempo para los deudores. Así lo marca la experiencia de estos 3 años de existencia de los créditos indexados por inflación.

En esta oportunidad, los créditos incorporan una cobertura de seguro -cuya prima estará a cargo del deudor-, y que equivale al 1,5 % del valor de la cuota. A simple vista podría interpretarse como una suerte de protección para el deudor, pero no es así, dado que el seguro cubrirá únicamente el porcentaje que supere en un 10 % la variación del CVS (Coeficiente de Variación Salarial).

Es decir, si el CER superara en un 12 % la evolución del CVS, la cobertura sería sólo por el 2 %. Indudablemente se trata de una cobertura para los bancos, que también sale del bolsillo de los hipotecados. Una verdadera distribución regresiva del ingreso desde los más vulnerables -los hipotecados- hacia los bancos oficiales.

Anunciar nuevos créditos ajustados por inflación cuando desde el Estado se practica un cepo a los salarios, con topes en la negociación colectiva, y cuando se ha demostrado una impericia absoluta para domar la inflación, es una medida perversa, que lejos está de constituir una verdadera política pública de viviendas para paliar el déficit habitacional que azota a miles de familias argentinas.

Como colectivo Hipotecados UVA Autoconvocados no dejaremos de denunciar que estos créditos son inviables y que están pensados únicamente sobre la lógica de otorgarles previsibilidad al sistema financiero, hundiendo en un mar de incertidumbre a los hipotecados. 

Es imperioso salir de este esquema perverso e ir hacia créditos hipotecarios que sean previsibles y razonables en el tiempo. La vivienda es un derecho, no un negocio, y es obligación del Estado garantizarlo. Indudablemente no es el camino que ha elegido este Gobierno Nacional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.