Ocaña presentó un amparo judicial para que el Estado no le pague a la AFA por la rescisión de FPT

La legisladora porteña hizo su presentación ante la jueza María Servini, la misma que lleva adelante una causa de investigación por irregularidades en el manejo de los fondos del convenio televisivo.

La legisladora porteña Graciela Ocaña presentó este viernes ante la justicia federal un amparo para que el Estado no le pague a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) ningún dinero por la rescisión del contrato de Fútbol para Todos (FPT).

La ex directora del PAMI aseguró que “no hay ninguna cláusula en el contrato original” que justifique esa compensación monetaria y al mismo tiempo advirtió que “está muy claro que fue la AFA la que no ha cumplido con los términos de ese contrato desde el momento que la AFIP le reclama a los clubes el pago de impuestos atrasados”.

“Muchos dirigentes e incluso funcionarios del gobierno anterior están procesados por irregularidades en el contrato de FPT. ¿Cómo entonces le vamos a dar dinero a la AFA?”, se preguntó Ocaña en los micrófonos de radio La Red.

“El Estado está en condiciones de hacer la rescisión por propia voluntad sin pagar un solo peso de indemnización. Si decide pagar, que sepa que puede existir el delito de malversación de fondos públicos”, alertó.

Ocaña hizo su presentación ante la jueza María Servini, la misma que lleva adelante una causa de investigación por irregularidades en el manejo de los fondos del convenio televisivo por el que están procesados, entre otros, los ex jefes de Gabinete Jorge Capitanich, Juan Manuel Abal Medina y Aníbal Fernández y el ex titular de AFA Luis Segura.

El amparo impulsado por la ex ministra de Salud es un elemento más que pone en riesgo la reanudación del fútbol el próximo fin de semana, pues si el gobierno no paga 390 millones de pesos a la AFA en concepto de rescisión, los clubes no tendrán los recursos para poder pagarle a sus jugadores y costear los gastos de competencia.

Por último, Ocaña acusó al titular de Barracas Central, Claudio “Chiqui” Tapia, de momento el único aspirante para las próximas elecciones presidenciales de AFA, de hacer “clientelismo” con otros dirigentes en el ámbito del Ceamse, la empresa encargada de la gestión de los residuos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el conurbano.

“A Tapia le pagamos más de 100.000 pesos por mes, tiene un cargo de gerente en el Ceamse, y también otros directivos de fútbol forman parte de la empresa llevados por él”, denunció.