Senado: oposición y oficialismo coincidieron en que la Ley de Monotributo es inentendible

La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont se presentó ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado. También lo hizo, Julián Ruíz, subdirector de Fiscalización del organismo. Hablaron sobre la nueva ley de Monotributo que ya tiene media sanción de Diputados.

La titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, brindó este miércoles detalles del proyecto de ley de régimen de sostenimiento e inclusión fiscal para pequeños contribuyentes, que tiene media sanción de Diputados.

Los integrantes de la comisión presidida por el senador por Córdoba, Carlos Caserio, (Frente de Todos) escucharon la exposición “general y conceptual” de la funcionaria y luego Ruíz entregó precisiones técnicas del proyecto.

“La ley es muy compleja, es difícil de comprender, se hace densa y por lo tanto me gustaría ser más conceptual”, reconoció Marcó del Pont ante los senadores en la apertura de su alocución.

La funcionaria precisó “el monotributo se creó en 1998 y estaba pensado en una forma de inclusión fiscal para el sector más débil y también era un régimen de transición de la informalidad con un régimen simplificado hacia el régimen de ganancias e IVA”.

Admitió que el régimen “se fue desnaturalizando mucho” ya que “se fue transformando en un sistema de ocultamiento de ingresos para sector” a raíz de que “se fueron generando posibilidades de subfacturación de ingresos y cargas tributarias”.

La administradora de Ingresos Públicos aceptó también que “hay muchas distorsiones en el monotributo” y mencionó como ejemplo que “en las alícuotas hay una enorme inequidad” dado que en comparación “los ingresos más bajos pagan más que los más altos”.

“La pregunta que nos hacíamos es ¿Cómo hacemos para que el paso al régimen general no sea tan abrupto y no sea un salto al vacío, el de pagar una carga muy superior?” al pasar del régimen simplificado al general, señaló.

Marcó del Pont consignó luego que con el proyecto “se van a ajustar todas las categorías del monotributo en un 35,3 por ciento” en razón de que “se pasará de tomar en cuenta el índice de movilidad jubilatoria al de tomar el valor de la jubilación mínima”.

Posteriormente detalló que los afectados por los cambios que se introducirán serán “los que se hayan pasado de la facturación máxima de la categoría más alta (H-Servicios y K-Productos) por un 25 por ciento más o aún más” y también comentó que habrá beneficios tributarios para los que se excedieron por encima de ese porcentaje.

“Si te pasaste de la escala máxima por menos del 25 por ciento pagas una diferencia y volvés al monotributo. Si te pasaste por más quedas en el general pero vas a tener un alivio en las cargas fiscales”, sintetizó la funcionaria y más tarde el subdirector de fiscalización.

Tras las exposiciones de los funcionarios de la AFIP, los senadores que hicieron uso de la palabra sostuvieron que el tema es “bastante complejo”, según palabras del titular del bloque del Frente de Todos, el formoseño José Mayans, mientras que el presidente de la comisión, Caserio, lo definió como “engorroso”. La senadora opositora tucumana Silvia Elías de Pérez tildó a la ley como “absolutamente enredada”.

Peréz, Víctor Zimermann (Chaco) y Martín Lousteau (CABA) de Juntos por el Cambio y Mayans del oficialismo dijeron que hay que “trabajar en la búsqueda de un sistema, más simple e integral”.

Caserio informó que se iba a pasar a la firma el dictamen para así poder tratar el proyecto en el recinto en la próxima sesión mientras que Zimermmann adelantó que el bloque del cual forma parte va a “acompañar en general” la iniciativa pero tienen algunas disidencias en particular que lo abordarán en el plenario del cuerpo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.