AR flights 728 x 90

Panamá Papers: apelaron el fallo que desvinculó a Macri del delito de lavado

El fiscal federal Federico Delgado apeló este viernes 21/4 la decisión del juez Sebastián Casanello, quien desvinculó al Presidente del delito de lavado de dinero en la causa conocida como Panamá Papers, en la que se lo investiga a raíz de por presunta omisión maliciosa en su declaración jurada de bienes de dos sociedades off shore de las que formó parte.

“La separación que hizo el Señor juez constituye un error”, advirtió el fiscal en el escrito y que será analizado ahora por la sala II de la Cámara Federal porteña en relación al caso Panamá Papers.

Allí, Delgado sostuvo que la causa debe seguir en el fuero federal, aseguró que falta aún obtener información referida a exhortos enviados en la pesquisa, negó haber hecho una “excursión de pesca” de otros eventuales delitos y dijo que el juez “debe reconstruir un hecho totalmente” antes de tomar una decisión, algo que hasta el momento a su criterio “no hizo”.

Macri es investigado por formar parte de dos sociedades off shore, “Kagemusha” y “Fleg Trading”, que salieron a la luz en la investigación periodística internacional conocida como “Panamá Papers”.

Casanello se declaró incompetente en la causa, descartó el delito federal de lavado de activos y envió una parte al fuero de instrucción ordinario para que se investigue una supuesta “omisión maliciosa” de declarar las sociedades y otra al penal económico para que se establezca si hubo evasión.

“Nos agravia la decisión del Señor juez porque no se apoya en la causa, sino en la interpretación que de una parte de ella hizo la Unidad de Información Financiera cuya tarea, hay que decirlo, no es interpretar sino allegar datos para que el juez los pondere. Más allá de ello, lo cierto es que el juez se apoyó en la UIF que, a su vez, se basó en “información de inteligencia” cuyas premisas y soporte material no conocemos, precisamente porque su fuente es la “inteligencia”, sostuvo el fiscal.

Delgado remarcó supuestas contradicciones entre la versión dada por el padre del presidente, Franco Macri, quien se atribuyó la constitución de “Fleg Trading” y actas de la Inspección General de Justicia.

“Es clara la cuestión de Kagemusha. No hay ningún indicio de un delito, como sostuvo el Señor juez instructor. Para el magistrado también comenzó a aclararse la cuestión en torno a “Fleg”, a partir de la presentación de Franco Macri del 16 de diciembre de 2016 y de los instrumentos que acompañó Concepción Loi recientemente”, sostuvo Delgado.

Pero aclaró que, “desde la mirada de la fiscalía, la cosa es más opaca”, y argumentó que “los nombrados trataron de demostrar que Franco Macri diseñó e implementó el nacimiento de Fleg y la relación entre Fleg, Owners y Socma Americana”.

“Por eso, ambos brindan una versión de los hechos. Pero esa versión que el instructor da por acreditada no se condice con las actas de la Inspección General de Justicia que muestran que la articulación entre dichas sociedades fue diferente”, aseguró.
“Además, hay también un problema de temporalidad. Las actas certificadas por escribano público que aportó Loi hablan de movimientos de dinero de 1997 y Fleg nació en septiembre de 1998”, remarcó Delgado.

“Aún no sabemos si quienes detentaban la voluntad social de ‘Fleg Trading’ y ‘Kagemusha’ cometieron un ilícito desde aquel remoto mes de septiembre de 1998. Y si Mauricio Macri omitió a propósito consignar en su declaración jurada datos que debió colocar. Ambas dimensiones están unidas. Sólo sabiendo que pasó desde aquellos tiempos sabremos si Mauricio Macri tenía que declarar lo que no declaró”, detalló el fiscal.

En este sentido, remarcó que, a su juicio, “la separación que hizo el Señor juez constituye un error” y agregó: “Se recolectó casi toda la información que se podía juntar en la Argentina. Faltan precisiones del exterior y la justicia sola no tiene facultades para conseguirla. Aquí debe trabajar el Estado en su conjunto. Esta es la cuestión nodal. Sin ello no se puede resolver”.

“Es necesario decir la verdad: se trabajó mucho y bien. No se hizo una excursión de pesca. Laboriosamente fue necesario rastrear hechos de alrededor de 20 años ¿Cómo hacerlo sin retroceder en el tiempo? Imposible. ¿Que no estuvo claro el objeto de la causa? también es mentira. Veamos.¿Qué tiene que ver la excursión de pesca con los “Panamá Papers”? Nada. No estamos pescando, sino trabajando”, concluyó la fiscalía.