Para Heller: “Sólo falta que Vidal les diga subversivos a los docentes”

El diputado sostuvo que el Gobierno intenta descalificar la movilización y la protesta social.

“Esta cuestión de «digan de qué partido son», en el marco de una disputa por un convenio laboral, es una avanzada peligrosísima. La verdad, cuando escuchaba a la gobernadora Vidal pensaba «sólo falta que les diga subversivos», porque incluso dice que los docentes tienen un plan para desestabilizar al gobierno”, manifestó hoy el diputado nacional Carlos Heller (Partido Solidario), en el marco de la embestida de la Alianza Cambiemos contra los trabajadores docentes que reclaman la apertura de la paritaria nacional.

“El Gobierno tiene una línea que se expresa en las declaraciones del Presidente, sus ministros y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, de intentar descalificar la movilización, la protesta social y además ponerle el adjetivo, para ellos invalidante, de «política», lo cual muestra su perfil ideológico”, agregó el legislador.

“La gobernadora dice «yo sé que los maestros tienen razón pero pienso en los pobres chicos que se quedan sin clases». Si los maestros tienen razón y los pobres chicos se quedan sin clases, ¿no será cuestión de sentarse a negociar en serio para que los maestros que «tienen razón» resuelvan su problema y los «pobres chicos» tengan clases? Al gobierno, ¿no se le ocurrió probar con el método de tratar de mejorarle la situación a los maestros? ¿Ese camino no se les ocurrirá transitarlo?”, señaló el diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires.

“Escuchaba ayer a una senadora, que es uno de los «9 ángeles» elegidos para defender lo indefendible, que a toda costa decía que es un tema de las provincias y que la Nación no tiene nada que ver”, comentó Heller, para quien esta mecánica de la Alianza Cambiemos repite el modelo del “enorme desastre que Cavallo le hizo al sistema educativo cuando, también bajo el lema de buscar eficiencia, trasladó la administración de la educación pública a las provincias, generando ese fenómeno de un Ministerio de Educación sin escuelas”.

Heller también se refirió a los anuncios recientes del Jefe de Estado: “Mauricio Macri hizo un pomposo anuncio acerca de que para 2023 quiere que se llegue a producir un millón de autos y algo así como 750.000 al final de su mandato en 2019. Lo primero que habría que decirle es que 750.000 autos es lo que se produjo en 2011, 2012 y 2013. Es decir que si tiene éxito va a llegar a donde estábamos durante el kirchnerismo, como le pasa en un montón de otros temas”.

Los cambios en el PAMI también fueron tema de análisis para el referente del movimiento cooperativo: “Los diarios titulan: «Macri corrió al titular del PAMI para acelerar el ritmo de los recortes». ¿No tendrá este cambio algo que ver con las «recomendaciones» que el FMI le ha hecho a la Argentina a fines del año pasado en la revisión del Artículo IV, acerca de que hay que achicar el costo previsional y que ese achique incluye no sólo buscar la manera de reducir el valor real de las prestaciones previsionales sino también de ir recortando servicios, es decir, menos gastos en remedios, menos gastos en provisión de artículos como audífonos?”, preguntó Heller de modo retórico. En esa misma línea, el legislador consideró que “evidentemente los recortes que hizo Regazzoni no fueron suficientes para Macri”.

Finalmente, el diputado también mostró su preocupación porque “sólo uno de cada cinco dólares ingresados por extranjeros tuvo como destino inversiones en la economía real” y citó el balance cambiario de febrero que confirma que “cae la inversión extranjera directa, que se acentúan los ingresos especulativos para apostar al súper peso.

Además fueron récord en el bimestre la compra de dólares por parte de los argentinos y la salida por gastos de turismo”. En esa línea, Heller explicó que “el proceso de endeudamiento implementado por el macrismo lo que está haciendo es financiar la fuga y el atesoramiento en dólares”. “Y no lo digo yo solamente, también lo dice la Nación: «Del total de 588 millones de dólares que ingresaron en febrero, sólo 98 tuvieron algún destino productivo y los otros 491 se volcaron a inversiones de portafolio o financieras para aprovechar el diferencial de rendimiento que ofrece el país frente a otros mercados semejantes en un mundo aún caracterizado por los bajos retornos para este tipo de colocaciones».

“Es decir –completó Heller- que la Argentina es un paraíso de la especulación financiera. Con un dólar planchado y las tasas de interés que se pagan internamente es un enorme negocio venir con dólares, convertirlos a pesos, invertir por ejemplo en Lebac, vencido el plazo hacer la operación inversa y llevarse la diferencia”.

“La economía se achica y Macri está financiando el déficit con deuda. Esa deuda genera intereses y eso aumenta el déficit fiscal. El Gobierno tiene dos caminos: o más endeudamiento o ajustar el gasto para achicar el déficit, entonces aparece este empecinamiento con los maestros y todo lo que es el sector público, porque quiere ajustar la suba del gasto por vía de uno de los gastos más importantes que tiene, los salarios de los empleados públicos”, concluyó Heller.