AR flights 728 x 90

Podrían postergar hasta junio una citación a Gils Carbo

La comisión bicameral parlamentaria evalúa aplazar la citación a la procuradora general de la Nación que iba a ser la semana próxima.

La comisión bicameral parlamentaria que monitorea el funcionamiento del Ministerio Público evalúa postergar la citación a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, prevista para la próxima semana, en tanto hoy recibió los testimonios de cuatro fiscales que ratificaron sus objeciones sobre algunos aspectos de la gestión de la funcionaria.

El presidente de la Asociación de Fiscales, Carlos Rivolo, y los fiscales Guillermo Marijuan, Raúl Plee, y Germán Moldes, expusieron hoy ante la comisión, que conduce la diputada Graciela Camaño, sobre determinadas irregularidades en los traslados de fiscales y designaciones de fiscales ad hoc que no atravesaron los respectivos concursos, como sucedió en la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

En el final de la reunión, que se extendió por casi cuatro horas, Camaño anticipó se podría postergar la citación a Gils Carbo prevista para el próximo jueves, ya que ingresaron nuevos cuestionarios de la diputada macrista Silvia Lospenatto y el radical Mario Negri, que la procuradora debe responder por escrito antes de exponer ante este grupo parlamentario.

Hoy, la mayoría de las consultas a los fiscales fueron realizadas por Lospenatto, la senadora del Pro Laura Rodríguez Machado y el kirchnerista Ricardo Tailhade, quien fue el único representante del Frente para la Victoria que concurrió al plenario.

El plenario comenzó con la exposición del presidente de la Asociación de Fiscales, Rivolo, quien detalló el nombramiento de fiscales en las ciudades de Goya, General Pico, Tartagal, y Santiago del Estero, cuando “no tenían asiento físico” porque aún no se “habían creado estos juzgados por falta de presupuesto”.

En ese sentido, Rivolo dijo a los legisladores que “son ustedes los que nos empoderan y nos dicen dónde tenemos que hacer la función y cuando éstas se modifican es una frustración para los que ganaron los concursos”.

El fiscal dijo que en la gestión de Gils Carbó se incorporaron 1.500 empleados y en varias oportunidades “ese personal entraba antes de que se asigne al fiscal” y agregó: “Nosotros buscamos que en cada fiscalía haya un ingreso democrático e igualitario”.

Por su parte, Marijuan dijo que las “unidades fiscales especializadas son creadas para colaborar con el fiscal de la causa y siempre son ocupadas por fiscales”, con lo cual no podía la Procuradora “designar en una unidad especial como Procelac a dos secretarios”.

Se refería a la decisión de Gils Carbó de haber nombrado al secretario y ex abogado en causas de derechos humanos Carlos Gonella, como titular subrogante de la recién creada Procuraduría.

Marijuan se refirió a su separación en 2014 de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Seguridad dispuesta por Gils Carbó, cargo que desempeñaba desde 2001, y señaló que no le informaron “los motivos por los cuales había sido desplazado”.

“Esas unidades se pusieron a cargo de personas que iban directamente a una unidad especial y no los ponían en las fiscalías en las cuales fueron designadas por el Senado”, agregó.

Por su parte, el fiscal de la Cámara Federal de Casación Penal, Germán Moldes, mencionó la “maniobra burda en que dos secretarios de la Fiscalía Federal Número 1 fueron designados como fiscales ad hoc” y en una denuncia que hizo la Asociación de Magistrados por la designaciones realizadas sin concurso.

En su exposición, Plee se refirió a la creación de la Procelac, que implicó la desaparición de la Unidad Fiscal para la Investigación de los delitos del lavado de dinero, que estaba a su cargo y, dijo, fue “absorbida por la Procelac cuando se encontraba investigando la causa Ciccone”, donde está imputado el ex vicepresidente Amado Boudou.

Sobre la designación de Gonella, Plee dijo que fue “designado cuando era secretario de una fiscalía y sabía que había intervenido en esta temática en un juicio abreviado en Córdoba. No sé cuál es el criterio para darle a un abogado el cargo de fiscal ad hoc”.

Finalmente, expuso el ex procurador provisorio, Luis González Warcalde, quien dijo que en su gestión buscó “transparentar los concursos”, admitió que era necesario tener un nuevo edificio y dijo que no tenía “ninguna animadversión contra Gils Carbó y le cerró un sumario que tenía abierto (porque) ya habían pasado cinco años, con lo cual eso no está bien y era persecutorio”.