Polémico Iguacel: Los combustibles «baratos» y aumento del 35% en el gas

El secretario de Energía, Javier Iguacel, aseguró hoy que los combustibles en la Argentina están «más baratos» en promedio que en toda la historia y destacó también que los valores son más bajos que en los países de la región.

«Hoy medido en términos reales los combustibles en la Argentina están en promedio más baratos que en toda su historia o por lo menos que en los últimos 20 años», dijo el funcionario en declaraciones a radio La Red.

Iguacel afirmó que los precios de las naftas y el gasoil dependen del mercado, que se vio impactado últimamente por la suba del precio del dólar y del petróleo, y descartó que el Gobierno pueda volver a regular al sector.

Por otro lado, el funionario confirmó que a partir del lunes 1º de octubre, las tarifas de gas llegarán con un aumento de hasta el 35%. Este incremento es consecuencia de la suba de casi un 20% en las tarifas de transportación.

Desde la cartera de energía señalaron que, al tratarse de un incremento que ella en verano, se espera que no tenga un gran impacto en el bolsillo. «Para el invierno próximo ya estamos armando la regulación para que empiece a funcionar la tarifa tipo plana o previsible para que el invierno que viene la gente pague parecido a lo que pagó este invierno. El otro verano va a pagar un poco más», agregó Iguacel. El aumento tendrá una validez de seis meses.

La suba llega después de que el Gobierno autorizara el aumento del 19,67% en las tarifas de las empresas Transportadora de Gas del Norte (TGN) y Transportadora de Gas del Sur (TGS).

Este nuevo panorama tarifario se suma a las decisiones tomadas por el secretario en los últimos días, cuando eliminó la bonificación que se otorgaba a los usuarios residenciales de gas que obtuvieran un ahorro en su consumo. Además, impuso un recorte al subsidio que reciben los beneficiarios de la tarifa social.

De esta forma, los usuarios que lograban consumir un 20% menos, en comparación con la factura de año pasado, ya no recibirán el 10% de la bonificación por parte del Estado.

En cuanto a los subsidios, se mantendrán en 100% hasta alcanzar un bloque máximo de consumo, a partir del cual comenzarán a abonar el total del precio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.