AR flights 728 x 90

Portugal igualó con Irán y ya piensa en Uruguay

Tras un penal errado por Cristiano Ronaldo los europeos lograron meterse en cuartos pero deberán medirse con el equipo sudamericano.

El ídolo del Real Madrid no estuvo en uno de sus mejores días. Desperdició un penal que hubiese cristalizado el 2-0 y se mostró temperamental.

Hasta ese momento, Portugal lo ganaba tranquilo con gol de Ricardo Quaresma, a los 45 minutos.

Lo que siguió tras el penal fallido fue un intento de cuidar el resultado, que pagó caro. A los 93 minutos llegó el gol de Karim Ansarifard, que le dio el empate a Irán y obliga a los lusitanos a cruzarse con la potencia ofensiva de la escuadra del «Maestro» Tabárez.

Quaresma disparó con el empeine izquierdo al ángulo del arquero de Irán Alí Beiranvand para poner en ventaja a los lusos en el estadio Morodovia Arena de Saransk, escenario de un duelo de máxima tensión con dos penales sancionados mediante el sistema de revisión por video, uno de los cuales falló el astro del Real Madrid.

Simultáneamente, el gol de Iago Aspas en los descuentos le dio a España el empate 2-2 ante Marruecos en Kaliningrado. España, como primera de la zona, se las verá con la anfitriona Rusia el domingo en el estadio Luzhniki de Moscú.

Ronaldo, quien no pasó una buena noche por una ruidosa manifestación de hinchas iraníes frente al hotel que alojaba a Portugal, desperdició un penal sancionado por el árbitro paraguayo Enrique Cáceres mediante VAR tras una falta del zaguero Saeid Ezatolahi contra el delantero a los 52 minutos. El capitán luso ejecutó la pena con un derechazo al medio que contuvo Beiranvand.

Fue el 19no penal cobrado en Rusia, el cual marcó un nuevo récord para un Mundial.

La ejecución fallida puso fin a la racha goleadora de Cristiano en Rusia – cuatro goles en tres partidos – y lo equiparó la marca negativa de su competidor por el trono Lionel Messi, quien también malogró un penal para Argentina en el empate 1-1 ante Islandia.

Portugal tomó la iniciativa y apenas jugados dos minutos el propio Cristiano cruzó un derechazo que contuvo el arquero iraní. Desde entonces, cada avance luso ponía en evidencia la fragilidad defensiva del conjunto asiático. A los nueve Joao Mario ensayó un remate apenas por arriba tras un fallido despeje de Ezatolahi, que le valió un insulto y empujón del arquero iraní.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.