Mientras senadores K apelan al ‘plan Weretilneck’, Rafecas posteó una foto de la Constitución

Con la presencia de especialistas en derecho se analizó este lunes la ley que regula al Procurador General y a la Defensoría General de la Nación El senador por Río Negro, Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) expuso sobre el proyecto de su autoría para legislar sobre el tema. Por su parte, el candidato del Gobierno a la Procuración apeló a la Constitución.

El senador por Neuquén, Oscar Parrilli (FdT) titular de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, invitó al senador por Río Negro a explicitar ante los senadores que participaron de la videoconferencia, los puntos principales de su iniciativa.

Weretilneck manifestó que “el proyecto no es absolutamente original porque de alguna u otra manera toma proyectos que se trabajaron en el Congreso, y toma posturas políticas que se han manifestado en la realidad”.

Sostuvo que “ cuesta encontrar en las Constituciones de otros países, el cargo a perpetuidad”. En ese sentido explicó que, la definición del mandato del Procurador en un término de cinco años, expresa las posturas políticas de este momento”. En ese sentido señaló que “tenemos antecedentes de proyectos como éste”.

Dijo que “además de los que están en debate hubo un proyecto en el esquema de Justicia 2020 que tuvo en Diputados un dictamen de mayoría y tres de minoría. No es un tema nuevo, es un tema que la política argentina viene discutiendo hace tiempo”.

En cuanto a su propuesta de evaluación, sostuvo que “a ningún funcionario tiene que molestarle el control. Eso no amenaza su funcionamiento. Todas las actividades que no se evalúan, terminan devaluadas”.

El primer expositor fue el ex Defensor General y ex Procurador General de la Nación, Nicolás Becerra.  Afirmó que “la primera lucha que tuve como Procurador fue desandar una cultura muy arraigada en el Poder Judicial en el que los jueces reinaban en un sistema denominado inquisitivo, mientras los fiscales y defensores tenían un rol menor. Había un señorío absoluto de los jueces”.

Destacó que “con la reforma Constitucional necesitamos confeccionar una nueva ley orgánica. La ley 24946 que se realizó en espejo a la del Poder Judicial “. Coincidió en que “el plazo de cinco años de duración son suficientes para un Procurador”.

El doctor en derecho constitucional, Roberto Gargarella, al analizar las iniciativas en debate, dijo que “los proyectos comienzan por el final” y no “se explican los fines de la reforma”. Manifestó que “algunos proyectos entran en tensión con la Constitución Nacional reformada en 1994”.

En su exposición resaltó que “en la enorme mayoría de América Latina, los mecanismos de elección intentan desligar el nombramiento del Procurador de la influencia del partido gobernante”.  A la hora de las sugerencias, planteó que “la conversación entre iguales no es compatible con funcionarios vitalicios o nombramientos muy prolongados”. Propuso instalar “un sistema de audiencias públicas periódicas”.

El doctor y constitucionalista Guillermo Rizzo calificó “a la mayoría de los dos tercios como anticonstitucional porque es una mayoría agravada. El constituyente lo hace expresamente en la Constitución. Se indica de manera explícita y un legislador no puede hacerle decir al constituyente lo que el constituyente no quiso decir «. Consideró que “el plazo de cinco años es razonable y que el cargo vitalicio es anticonstitucional”.

El siguiente expositor, el doctor Fernando Díaz Cantón, Presidente del Instituto de Estudios Legislativos de la FACA (Federación Argentina de Colegios de Abogados) consideró como “razonable el plazo de cinco años”. Reivindicó “que la destitución fuera por juicio político y que el nombramiento del Procurador se realice con el voto de los dos tercios de los senadores”. Consideró que “incorporar como motivo de destitución la obligación de rendir cuentas me parece una injerencia en el funcionamiento de otro poder”.

La fiscal federal, Mónica Cuñarro, cuestionó que “en los últimos períodos se ha dado una alta politización de la Justicia. Algo que considero nocivo”. Reivindicó “la independencia del ministerio público, así como la autonomía funcional y las inmunidades para representar los intereses de la sociedad”.

Al momento de analizar los proyectos en tratamiento, Cuñarro consideró que la iniciativa del senador Weretilneck “es claramente anticonstitucional ya que veo un avance del Poder Legislativo sobre el Ministerio Público y eso genera un debilitamiento concreto a la Procuración General de la Nación”.  Subrayó que “lo que no puede haber en la Procuraduría es un cogobierno”. Se manifestó “en contra de que el cargo sea vitalicio” y propuso que “el mecanismo de destitución sea más contundente”.

El doctor Mario Villar, fiscal federal ante la Cámara Federal de Casación Penal, refiriéndose al proyecto del senador Weretilneck dijo que “hay que diferenciar control de injerencia”. Dijo que “en la medida que el poder legislativo participa de los mecanismos de decisión, están co-gobernando”.  Manifestó que “los dos tercios para el nombramiento del Procurador son una garantía y por eso lo pusieron los legisladores”. En ese punto dijo a los senadores de la Comisión de Justicia, que “una cuestión práctica, de coyuntura (no lograr los dos tercios) no puede llevarlos a debilitar la Procuraduría”. Concluyó que “los dos tercios para la designación del Procurador y los requisitos para la remoción forman parte de la autonomía de la Procuración General”..

El doctor Horacio Erbes, abogado, Subdirector del Instituto de Derecho político del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y especialista en derecho parlamentario fue el último expositor. Sostuvo que «los dos tercios no aseguran ninguna autonomía a los fiscales y tampoco al procurador. Cuando se modifique la ley orgánica del Ministerio Público, debería haber un mecanismo de control externo para el funcionamiento de los fiscales». Como mecanismo de remoción recomendó “el juicio político” y la facultad de los legisladores para modificar las mayorías establecidas hasta el momento.

La comisión pasó a un cuarto intermedio. El titular de la misma, el senador por Neuquén, Oscar Parrilli (FdT) sostuvo que luego de escuchar a la comisión presidencial de expertos, que en esta semana acercará una propuesta al Poder Ejecutivo, “se analizará la fecha de continuidad de la comisión de Justicia para continuar con el tratamiento, no solamente de los tres proyectos en debate hasta el momento”.

Por su parte, el juez federal Daniel Rafecas aseguró que «la Constitución Nacional siempre es un buen comienzo» y dijo que aguarda la audiencia pública para defender su postulación en el Senado.

El magistrado publicó un mensaje en su cuenta de la red social Instagram, junto a una imagen de la Constitución, en momentos en que la Cámara alta discute si se baja o no el requisito de los dos tercios para aprobar a un jefe de los fiscales.

«La Constitución Nacional siempre es un buen comienzo… Seguimos preparándonos para la audiencia pública y, ojalá, para asumir el cargo de Procurador General de la Nación, cuyo pliego, a propuesta del presidente Alberto Fernández ingresó al Honorable Senado de la Nación en marzo», subrayó Rafecas.

Además, destacó que su postulación como Procurador General de la Nación recibió «700 apoyos (incluyendo la UBA y todos los organismos de DDHH) y solo 3 impugnaciones».

Su pliego fue enviado por el Presidente en marzo pasado, pero por la pandemia su tratamiento de retrasó.

Ahora, el Frente de Todos impulsa una modificación en el tiempo que dura el cargo, para llevarlo de «vitalicio» a unos cinco años.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Daniel Rafecas (@rafecasdaniel)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.