AR flights 728 x 90

Sin Costantini, Dietrich negó que el gobierno impulse «una política de cielos abiertos»

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, afirmó este martes 27/12 que el Gobierno nacional «no impulsa ni impulsará una política de cielos abiertos» en la actividad aerocomercial, al hablar en la audiencia pública que debate la concesión de rutas de cabotaje e internacionales a nuevos operadores en el mercado local.

Dietrich, que fue el encargado de abrir las presentaciones, señaló que en la audiencia de hoy “no estamos hablando de cielos abiertos. No se trata de eso. Cielos abiertos es cuando una compañía extranjera opera rutas de cabotaje con aviones con matrícula extranjera, con pilotos extranjeros».

«Acá estamos hablando de compañías que habrán de atenerse a las reglamentaciones de nuestro país, que emplearán pilotos y personal de nuestro país”, agregó.

Por lo expuesto, el funcionario pidió “no confundir las cosas: nosotros acompañamos el crecimiento y el desarrollo de nuestro país, y lo que propiciamos son nuevas inversiones y nuevos puestos de trabajo”.

Dietrich argumentó que “esta audiencia que estamos llevando adelante después de once años demuestra el cambio que se está registrando en Argentina. Y dentro de ese cambio está el querer que más argentinos viajen, y en ese sentido el transporte aéreo es fundamental”.

“Queremos -dijo- que más argentinos vuelen, para que haya más turismo, para que haya más empleos y para eso tenemos que reconocer que lo que se ha hecho en la última década ha sido muy pobre”.

Remarcó que “hoy en Argentina vuela muy poca gente, menos de la mitad de lo que vuelan en los países limítrofes» cuando «hace 15 años atrás estábamos más o menos parejos» y «hoy países como Chile, Brasil, Colombia y Perú, por ejemplo, han crecido en un 200 por ciento, mientras que Argentina ha crecido solamente entre el 20 y el 25 por ciento”.

Indicó que la política aeronáutica en los últimos años “no ha generado empleo”, y reiteró que el objetivo del gobierno es “duplicar los vuelos de cabotaje”, para lo cual es necesario “invertir en infraestructura y tecnología».

«Perdimos 20 años de no hacer inversiones“, aseveró el ministro.

En este sentido, destacó la necesidad de ofrecer a los usuarios “más rutas, más frecuencias y romper con la visión radial que existe actualmente, donde todo tiene que pasar por Buenos Aires”, y advirtió que “el mercado creció y va a seguir creciendo”.

Puntualizó que en ese marco “Aerolíneas Argentinas también creció, lo hizo un 9 por ciento respecto al año pasado» y «hoy cuenta con 300 frecuencias más que en el 2016, y también más puntualidad, más conectividad y ha logrado reducir a la mitad los subsidios del Estado Nacional”.

Afirmó que las nuevas empresas que se radiquen en el país “invertirán 1.700 millones de dólares en los próximos cuatro años”, y ratificó que “esto implica más empleo dentro de un marco de competitividad necesaria en todo mercado”.

Nuevos jugadores
Cinco empresas privadas solicitaron permiso para cubrir rutas de cabotaje e internacionales, durante la audiencia pública que se desarrolla hoy en el Teatro de La Ribera en el barrio de La Boca, organizada por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Se trata de las empresas Andes Líneas Aéreas, American Jet, Alas del Sur, Avian Líneas Aéreas y FB Líneas Aéreas, conocida como FlyBondi.

La única de ellas que ya realiza vuelos regulares de cabotaje es Andes Líneas Aéreas, que solicitó cuatro rutas dentro del país y tres internacionales, a Lima (Perú), Santiago (Chile) y San Pablo (Brasil).

Las otras cuatro compañías no realizan operaciones actualmente en el país, a excepción de American Jet que comercializa vuelos no regulares o charters aéreos con base en Neuquén; y otros en el norte, contratada por empresas mineras.

Avian Líneas Aéreas, filial local de la colombiana Avianca, solicitó rutas a ciudades del Litoral, del sur y del centro del país, todas con base en Buenos Aires y dos internacionales: a Porto Alegre (Brasil) y Montevideo (Uruguay).

Por otra parte, Alas del Sur es una empresa patagónica que solicitó operar vuelos no regulares y 21 rutas regulares, todas con Córdoba como origen y varias escalas en ciudades intermedias para unir diferentes puntos de cabotaje.

De las 21 rutas solicitadas, nueve son internacionales: a Miami (EEUU) vía Lima; Miami con escala en Asunción (Paraguay); Miami vía Santiago de Chile; Santa Cruz de la Sierra (Bolivia); a Río de Janeiro (Brasil) vía Porto Alegre y San Pablo; Punta del Este, con escala en Montevideo; Roma (Italia), con escala en Barcelona; y la más ambiciosa, Shanghai (China), vía Los Ángeles (EEUU).

En tanto, American Jet pidió 13 rutas con base en Neuquén, siete internacionales, a Bolivia, Chile, Brasil, Uruguay y Paraguay, y a un destino argentino para el cual es necesario un acuerdo con el Reino Unido: las Islas Malvinas.
La quinta compañía es FB -o FlyBondi-, cuyo proyecto es operar como aerolínea de bajo costo y solicitó 99 rutas, con base en el aeropuerto de El Palomar.

De estas 99 rutas, 56 de ellas corresponden a destinos en el país como Córdoba, Rosario, Salta y Mendoza, y 43 internacionales que incluyen a diversas ciudades de América del Sur, la mayoría de Brasil, pero también algunas de Bolivia, Ecuador, Perú, Uruguay, Chile y Venezuela.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.