AR flights 728 x 90

Sturzenegger se mantiene en sus 40: Las tasas «no bajarán rápidamente»

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, admitió este miércoles que las tasas de interés «no bajarán rapidamente» hasta tanto no se logre bajar la inflación a los niveles deseados por el Gobierno.

Además, el funcionario aseguró que las Letras del Tesoro del Banco Central (Lebac) no constituyen «un problema» para la autoridad monetaria dado que la entidad «tiene un activo que son las reservas» internacionales.

Federico Sturzenegger se expresó así al disertar en el Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) que se realiza en esta capital.

«Pueden estar seguros de que este Banco Central no descansará hasta derrotar a la inflación en Argentina, y que seguirá cuidando en cada momento la estabilidad y fortaleza que ha aprendido a ostentar nuestro sistema financiero», aseguró el titular del BCRA.

Destacó Sturzenegger «la solidez que demostró nuestro sistema financiero en este contexto de volatilidad» y subrayó la importancia de que los argentinos «seamos conscientes de la fortaleza y resiliencia que ostentan actualmente nuestros bancos», al inaugurar el 35° Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) que se celebra en el Sheraton porteño.

Precisó el funcionario que «los activos líquidos del sistema superan el 40% de los depósitos totales, lo cual no sólo es un indicador que da gran tranquilidad por sí mismo, sino que a la vez nos marca que aún hay espacio para que el crédito siga aumentando en la forma en que lo viene haciendo desde finales de 2016».

Al respecto, puso de relieve que «el crecimiento del crédito el año pasado fue el mayor en 20 años, llevando el crédito a familias y pymes a récords históricos en términos reales».

El titular del Central destacó que «tanto el crédito como los depósitos mantienen una tendencia firme de aumento», y señaló que «la flotación cambiaria tiende a desincentivar la proliferación de los descalces de moneda, permitiendo al sistema bancario absorber movimientos en la paridad cambiaria sin que sus balances se vean estresados».

Afirmó que «uno de los elementos fundamentales consiste en que el tipo de cambio es precisamente el encargado de cuidar la actividad económica, y acomodarse en consecuencia, en función de los potenciales vaivenes externos y locales que el país pueda tener que afrontar».

«Mientras tanto, la tasa de interés actúa como el freno al traslado de esos movimientos cambiarios hacia el resto de los precios de la economía. Durante las últimas semanas evidenciamos una corrección del tipo de cambio real en función del nuevo panorama internacional que incipientemente se abre ante nosotros», indicó Sturzenegger.

Sostuvo que «este movimiento se produjo como respuesta para garantizar la sustentabilidad de la balanza de pagos de Argentina frente a ese nuevo contexto, preservando así el crecimiento económico que lleva siete trimestres consecutivos».

Afirmó que «la misión de la política monetaria es entonces, en el corto plazo, minimizar los efectos que estos movimientos pueden llegar a tener sobre los precios domésticos, objetivo hacia el cual el BCRA orientará todas sus herramientas a disposición».

Señaló que «la tasa de política monetaria se ubica actualmente en un nivel que la institución considera adecuado para acotar la volatilidad que hemos experimentado en las últimas semanas, y a la vez para contener sus posibles efectos sobre el proceso de desinflación».

«Entiendo que muchos de ustedes vean con incomodidad los niveles de tasas que hoy sostiene el Central. Sobre eso quiero aclarar, por un lado, que no son precisamente los niveles que vivimos durante las semanas de mayor turbulencia, ya que todos los indicadores de tasas se han desinflado respecto de esos niveles de estrés», puntualizó el funcionario.
Sin embargo, remarcó que «tampoco voy a mentirles diciéndoles que las tasas volverán rápidamente al nivel que tenían antes, ya que la institución debe determinar un nivel de dureza monetaria más pronunciado a los fines de reencauzar el proceso de desinflación».
«Les pido a ustedes, que son analistas financieros dentro de sus corporaciones, que tengan en cuenta estos niveles de restricción monetaria presentes y futuros a la hora de la planificación, sobre todo de sus precios», remarcó Sturzenegger.
Indicó que «los aumentos de precios regulados serán muy inferiores a los que observamos durante los últimos dos años», y puso de relieve que «en particular, la eliminación de impuestos sobre las facturas de energía tendrá a su vez un impacto no menor en el índice de mayo».

Además, señaló que «los contratos y las negociaciones salariales se están pautando en valores que toman como referencia en mayor medida la inflación futura».

«Pueden estar seguros de que este Banco Central no descansará hasta derrotar a la inflación en Argentina, y que seguirá cuidando en cada momento la estabilidad y fortaleza que ha aprendido a ostentar nuestro sistema financiero», concluyó el funcionario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.