Un joven demostró la lucrativa industria de las noticias falsas

En el segundo piso de un ruidoso centro deportivo del poblado macedonio de Veles, un adolescente proveedor de noticias falsas abrió su laptop y dio una muestra de por qué mentir resulta más lucrativo que decir la verdad.

Las noticias reales son reportadas en todos lados, argumentó. Las historias falsas son únicas.

“Las noticias falsas son las buenas noticias”, afirmó el joven de 18 años, mostrando una gráfica que muestra la cantidad de lectores, que alcanzan los cientos de miles, mientras un brillante reloj de pulso se sujeta firmemente en su muñeca. “Un artículo noticioso falso es mucho más abierto que cualquier otro”.

Conforme el presidente estadounidense Barack Obama, el fundador de Facebook Mark Zuckerberg, periodistas y académicos arguyen sobre el impacto de la propaganda difundida a través de las redes sociales en la más reciente elección por la presidencia de Estados Unidos, este tranquilo pueblo alguna vez industrial que apunta al Río Vardar en el centro de Macedonia es atraído cada vez más al debate.

BuzzFeed News identificó a Veles como el centro de la industria de las noticias falsas que siembran información sensacionalista o falsa en Facebook. Un reportero del Canal 4 de noticias británico fue al pueblo en busca de los líderes adolescentes de la industria, y dio con un barón de las noticias falsas de 16 años que indicó que no tiene planes de detenerse, aunque reconoció que lo que hace es indebido.

Pero no hubo ese tipo de escrúpulo de parte del adolescente que habló con The Associated Press en el Salón Deportivo Gemdidzii de Veles.

Alejándose de un animado partido de fútbol hacia una oficina vacía, guió a un periodista de la AP hasta los entresijos de su operación de noticias falsas bajo la condición de que ni él ni su estable sitio noticioso fueran identificados, pues de otra manera afectaría su negocio.

Mostró a la AP cómo obtiene gran parte de su material a partir de The Political Insider, un portal de noticias de derecha que incesantemente genera artículos a favor de Donald Trump. Luego acude a Google Analytics, una herramienta de rastreo de público, para mostrar que ha logrado sumar más de 685.000 visitas a una página en tan solo una semana.

Las ganancias mensuales del adolescente alcanzaban una cifra de cuatro dígitos, una suma considerable en un país donde el salario mensual promedio es de 360 euros (383 dólares). Al tiempo que navega por las estadísticas de su portal, ofrece valiosos consejos periodísticos.

“Uno tiene que escribir lo que la gente quiere ver, no lo que uno le quiere mostrar”, aseguró mientras echaba un vistazo a los artículos de The Political Insider y un enorme banner leía “ARRESTEN A HILLARY YA”.