Tips para mantenerse saludable incluso en días de mucho trabajo

Click en el reproductor para escuchar esta nota:
Los tiempos modernos son muy acelerados, el tiempo vale mucho y la mayoría de la gente no lo tiene en abundancia. Pero no es excusa para dejar de cuidarse, existen normas de alimentación y ejercicio que podemos llevar adelante para mantener la línea, pero sobre todo para tener una vida saludable.

Tanto la forma en que nos alimentamos, como la calidad de las preparaciones que llevemos a la mesa influyen mucho en nuestro organismo. Sumado a una vida pseudo sedentaria, pueden ser factores decisivos en la aparición de problemas de salud como obesidad, hipertensión, arterosclerosis y muchos otros.

Veamos qué podemos hacer para no descuidar nuestro organismo:

–         No saltearse el desayuno. Parece algo obvio, pero no lo es, ayunar tiene consecuencias muy negativas tanto para nuestro cerebro, como en la producción de ácido láctico. Cortar el ayuno es una de las claves de una mañana con mucha energía, sobre todo si se opta por frutas acompañadas por un cereal de alto contenido de fibra, pasas de uva y si se quiere algo de leche descremada. Hay que entender que es la comida más importante del día y la que en lo posible no debemos omitir.

–         Pensar la dieta de la semana. Una forma muy inteligente de mantener las comidas organizadas es congelar las preparaciones. Por ejemplo, si vamos a hacer un relleno de tarta con muchas verduras, es conveniente comprar de más, picar todo de una vez y guardar en bolsas herméticas en el freezer. De esa forma, sólo con una tapa de tarta, los vegetales descongelados, algo de queso y huevo, tendremos una comida rápida y muy saludable.

–         Utilizar cocciones lentas. Existen algunos electrodomésticos como los hornos eléctricos que permiten programar la hora de inicio. De esa forma, tendremos vegetales asados listos apenas llegamos de trabajar, agregamos una milanesa de soja a la mezcla (que podemos prepararlas en casa tranquilamente siguiendo esta receta), y tendremos una comida muy saludable y sobre todo nutritiva.

–         Los deliveries están permitidos. Una dieta saludable no significa necesariamente dejar de pedir comida a domicilio, existen muchos sitios de delivery como PedidosYa donde podemos encontrar opciones muy saludables. La clave es mantenerse alejados de los productos que tengan demasiada proteína y grasa animal, así como las cremas heladas que no sean las de agua. El sushi y la comida china son dos grandes aliados de aquellos que buscan mantener la forma, pero al mismo tiempo conseguir los nutrientes necesarios para el día.

–         Tratar de caminar más. Si vamos a comer en algún lugar que no esté demasiado lejos de casa, podemos optar por caminar en lugar de tomar un taxi o usar el auto. Esta conducta se puede replicar a la hora de comprar los víveres para el día o semana. Si disponemos de algunas horas, estaremos adoptando una conducta muy saludable que nos puede ayudar a quemar grasas. Al mismo tiempo, estaremos consiguiendo vitamina D, ya que la mejor fuente es la luz solar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.