«El abrupto retroceso fiscal presiona sobre el dólar paralelo»

El Índice de Equilibrio Fiscal (IEF) que midel el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano registró en junio un derrumbe del 24,2% respecto del nivel que había alcanzado en mayo, aunque se recuperó un 19,2% con respecto al mismo mes del 2020.

“En el resultado incidió, por un lado, la caída de ingresos por la reducción de contribuciones patronales a sectores afectados por la pandemia, como los de la salud y los que participan del programa REPRO II o del régimen de Norte Grande”, apunta Víctor Beker, director del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la UB.

“En materia de gastos, se registró el incremento estacional debido al pago del medio aguinaldo, así como el aumento del 12,12% en jubilaciones, pensiones y asignaciones, junto con incrementos en los pagos de la AUH a raíz del adelanto del complemento por escolaridad”, continúa el economista.

“Como resultado se verificó un significativo deterioro del resultado fiscal, que se tradujo en la necesidad de financiamiento por parte del Banco Central mediante emisión monetaria. La contrapartida del quiebre de la disciplina fiscal mantenida hasta mayo fue la presión que los excedentes monetarios en poder del público volvieron a ejercer sobre la cotización del dólar paralelo, el refugio preferido de los ahorristas”, completa Beker.

El Índice de Equilibrio Fiscal se calcula como el cociente entre los gastos y los ingresos totales. El valor 100 indica una situación equilibrada; por encima de dicho valor denota superávit, y por debajo, déficit.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.