La Comarca prendida fuego: «Nos negamos a ser zona de sacrificio»

Click en el reproductor para escuchar esta nota:

Pensar si es o no es deliberado el fuego, asignar o no responsabilidades, es, a estas alturas de los hechos, irrelevante.

Responsabilidades hay.

Todo fuego es político.

El estado de abandono de la Comarca es profundamente político. Hace más de 30 años que se pide aviones hidrantes fijos en la Comarca, no ese negociado con el alquiler de hidrantes (tema tabú sobre el que nadie quiere hablar) que no queda claro en absoluto.

Los políticos lloran sobre la leche derramada como siempre pero la gente llora sobre sus casas quemadas, sobre sus animales prendidos fuego, sobre todo su trabajo. Nos quieren sacar de la tierra. Quieren que el bosque nativo deje de existir porque es un obstáculo para los intereses extractivistas llámese inmobiliarios, aserraderos, mineros, turísticos.

La orden es que en la comarca no existan pobres, no existan tomas ni recuperaciones, la comarca debe ser para una casta elegida. Para una élite. Por ese lado hay que buscar los responsables. Es fácil meter el extractivismo cuando hay miseria. Nuestros territorios no son pobres. Estan empobrecidos. Igual que la meseta.

No tenemos hospitales, no tenemos infraestructura. Tenemos un Estado que abandonó sus obligaciones porque es un gran negocio. Y eso es un crimen de lesa humanidad y de lesa naturaleza.

Así estuvimos ayer, bajo fuego, sin agua, incomunicados y sin luz…

Ahora empieza la persecución. Ya apuntaron contra los sospechosos de siempre: los pueblos originarios. Todos somos sospechosos. Todos, menos los verdaderos responsables. Porque somos los sacrificables.

Por: «Asamblea de Vecinxs de Epuyen»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.