Alertan que hay estaciones de GNC que ya “no pueden sobrevivir”

Click en el reproductor para escuchar esta nota:

Desde el sector estacionero alertaron este viernes que las estaciones de GNC que no venden más de 80 mil mts3 mensuales “no pueden sobrevivir”.

Empresarios del rubro estacionero, aseguraron que no hay posibilidades de afrontar los costos fijos, los aumentos de los servicios básicos y los nuevos sueldos del personal, más allá del precio que imponga cada empresario al surtidor.

La crisis del sector expendedor, especialmente aquellos que no tienen contrato con marcas de petroleras reconocidas, se acrecentó con las consecuencias de la pandemia y la proliferación durante los últimos años de más actores en la competencia.

Así lo dijo el Dr. Martín Matzkin, dueño de estaciones de servicio en la provincia de Buenos Aires y experto en leyes relacionadas al comercio de combustibles y GNC.

A medida que se fueron instalando en el territorio nacional mayor cantidad de expendedoras de combustibles, muchas de ellas a manos de las petroleras, o a través de grandes firmas que poseen importante número de bocas de expendio, aquellos establecimientos más pequeños, fueron perdiendo clientes.

Sucede que la relación entre cantidad de estaciones y el volumen de parque automotor convertido a gas no son igualmente proporcionales y por ende, la cantidad de vehículos con GNC no es la suficiente para convertirse en una demanda que beneficie a la oferta actual.

“Lo mismo nos está ocurriendo en el otro negocio que nos mantenía a flote, que es el de las tiendas de conveniencia, ya que los puntos de gastronomía, que proliferaron desde hace cinco años a esta parte, fue muy significativa, de la mano de las grandes cadenas de café y restaurantes de comida rápida”, dijo Matzkin.

Contra ello, destacó que los minimercados perdieron consumidores a pesar de que los estacioneros habían invertido mucho capital para crear una infraestructura atractiva y agradable para los consumidores.

Finalmente, expresó que existe una conducta propia de los estacioneros bonaerense y de CABA que causó una canibalización de precios del GNC, en la cual las grandes estaciones por lo general de YPF, que venden el mt3 a 30 pesos, obligando a las demás colegas a no poder aumentar, con lo cual, la rentabilidad se transforma en negativa.

(Fuente: Agenda Energética)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.