Inglaterra no sale de la crisis y Johnson advirtió que no aceptará una rebelión del Parlamento

Click en el reproductor para escuchar esta nota:
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, advirtió este lunes a su bancada en el Parlamento que su gobierno «no aceptará ningún intento de revertir su promesa» de abandonar la Unión Europea (UE) el 31 de octubre próximo, en momentos en que la oposición y algunos diputados oficialistas negociaban aprobar mañana un posible freno.

«Si hay algo que puede hacernos perder terreno en Bruselas es que los diputados encuentren una forma de cancelar el referendo» que aprobó el Brexit en 2016, explicó el premier en un mensaje que hizo desde la puerta de la sede gubernamental ante la prensa.

«Si lo hacen, entonces literalmente le cortarían las piernas a la posición del Reino Unido y haría que cualquier futura negociación fuera completamente imposible. Quiero que todos sepan que bajo ninguna circunstancia le pediré una postergación a Bruselas. Nos iremos el 31 de octubre, no hay peros o condiciones. No aceptaremos ningún intento de revertir nuestra promesa o borrar el referéndum», agregó, citado por la BBC.

La semana pasada, Johnson había sacudido a toda la escena política británica al decretar -con el aval de la Reina- que el Parlamento no sesionaría desde la próxima semana hasta el 14 de octubre, dos semanas y media antes del plazo máximo para activar el Brexit.

La medida fue entendida por todo el arco opositor y por parte del oficialismo como un intento de silenciar al Parlamento para evitar futuras trabas a un posible Brexit sin acuerdo, como sufrió su antecesora, Theresa May, hasta el punto de tener que renunciar.

Visiblemente irritado, el premier deslizó en su mensaje a los diputados oficialistas: «No quiero una elección y ustedes no quieren una elección».

A diferencia de lo que habían adelantado los medios locales, Johnson no amenazó abiertamente con convocar a una elección anticipada si el Parlamento veta mañana la posibilidad de salir de la UE sin un acuerdo previo. En cambio, lo hicieron miembros de su gobierno de manera extraoficial.

Fuentes oficiales dejaron trascender a los principales medios del país que si un grupo de diputados oficialistas se rebela mañana y se une a los laboristas en aprobar un freno al gobierno y su estrategia para abandonar la UE, el premier lo entenderá como una voto de no confianza y llamará a elecciones anticipadas.

Dado que la recta final del Brexit se definirá en una cumbre de presidentes de Estado y gobierno de los países miembros de la UE el 17 de octubre en Bruselas, las fuentes oficiales no identificadas aclararon que el Reino Unido debería tener un líder elegido o con poder suficiente para terminar de negociar la salida del bloque.

Por lo tanto, explicaron, la elección anticipada debería ser el 14 de octubre.

Mientras el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, hace tiempo que viene pidiendo una elección anticipada, gran parte del oficialismo conservador teme ir a las urnas en medio de esta crisis política y perder su mayoría en el Parlamento.

Además, las leyes electorales estipulan que el gobierno necesitaría el apoyo de dos tercios de los 650 diputados para poder adelantar las elecciones, que de otra manera deberían ser convocadas el año próximo.

Con el correr de las horas, la división dentro del Partido Conservador se acentúa cada vez más y no está claro si las advertencias de hoy de su líder serán suficientes para garantizar la disciplina parlamentaria mañana.

Por un lado, versiones periodísticas sostuvieron hoy que Johnson amenazó a una veintena de diputados que podrían votar con la oposición en el Parlamento con retirarles el sello del Partido Conservador si van a elecciones anticipadas en octubre.

Por otro lado, ayer, en una señal que desnudó esta grieta interna, el ex canciller de David Cameron, ex secretario del Tesoro de May y líder del sector conservador que rechaza un Brexit duro sin acuerdo, Philip Hammond, se negó a reunirse con el primer ministro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.