Les molesta…

Click en el reproductor para escuchar esta nota:

No seas tan boludo; no caigas en la trampa de que acá hay mantenidos entre los pobres; los mantenidos son los multimillonarios, el 1 % y algunos parásitos de la política que los hay; pero no son ni los cooperativistas ni los militantes sociales.

Es algo paradójico cómo les molestan los planeros que supuestamente no trabajan y al mismo tiempo les molestan los manteros que evidentemente sí trabajan.

En realidad, lo que les molesta son los pobres y si están organizados, peor. Les molesta cualquier trabajador que no sea un individuo aislado y sumiso que se deja atropellar por los de arriba.

Ustedes tranqui, me van a encontrar siempre ahí entre manteros, así que sus mentiras tienen siempre un poquito de verdad; no son “los manteros de Grabois”, pero siempre voy a estar con ellos con mi corazón y como movimientos los vamos a defender siempre, vamos a luchar juntos; con ellos, los cartoneros, los feriantes, los costureros, las cocineras, los trapitos, los limpiavidrios, los indios, los campesinos, los villeros, los grones, los grasas, los quinteros boli, los adictos recuperados, los presos recuperados, sus familias, los que se están rescatando, los pibes de visera, los migrantes, a los laburantes de la economía popular aunque les digan planeros y a todos esos que ustedes desprecian; vamos a estar siempre con cualquiera que el sistema descartó, se inventó su propio laburo para ganarse el pan, peleó por formar una cooperativa o conseguir el reconocimiento a sus tareas socio comunitarias, y ENCIMA se tiene que fumar yuta, jueces y periodistas que los boludeen bajo los influjos de los lujos del Lago Escondido y a los chetos sinvergüenza puertomaderenses del Ministerio de Desarrollo Social que los vigilantean en vez de ayudarlos.

Los quieren hacer sentir culpables de cobrar un complemento miserable de ingresos como si fuera regalo de ellos, los denigran o les niegan presupuesto a las causas sociales para bajar el gasto y chupamediar al FMI pero haciéndose bien los boludos le condonan deudas multimillonarias a sus amigos dueños de EDENOR y EDESUR, subsidian a los sojeros, sostienen exenciones impositivas de multinacionales…. que mejor no le saquen más nada a ningún trabajador pobre de este país después del 20 de enero, ni sus derechos actuales ni sus derechos futuros, porque la próxima vez Lago Escondido va en alguna de sus mansiones a gritarles en la cara nuestra verdad; porque soberanía también es justicia social, porque la resistencia no violenta no es ser modosito, la Satyagraha es insistencia en la verdad, terca insistencia en interpelar a los que sostienen privilegios intolerables. Ajústense ustedes, ajusten a sus empresarios y financistas, antes de meter la mano en el bolsillo de la gente.

Sigo con los manteros, la gran mafia de los sospechosos de siempre… Vamos a estar junto a ellos en los márgenes de la sociedad, y junto a cualquier laburante incluido en el sistema que no sea tan ortiva de esos patrones evasores y ventajeros que se fueron todos a Punta del Este mientras lloriquean pagar un bonito escuálido. Vamos a estar junto a cualquier laburante que no entre en la lógica del opresor: agarrarse con los de abajo en vez de pelearse con sus propios verdugos, desear que los que están peor que ellos tengan todavía menos en vez de pelear por mejorar su propio salario, creerte que una mitad en la que estás vos mantiene a otra mitad en la que estamos nosotros.

No seas tan boludo; no caigas en la trampa de que acá hay mantenidos entre los pobres; los mantenidos son los multimillonarios, el 1 % y algunos parásitos de la política que los hay; pero no son ni los cooperativistas ni los militantes sociales; es fácil agarrársela con el más débil, el que se expone… pero es un camino de autodegradación que te saca tu humanidad: no es ni muy complicado ni muy ideológico: si tenés mínimamente para comer, vestirte, vivir… hay que tratar de no ser tan hijo de p… en la vida, hay que ser agradecido con lo que uno tiene y ser mínimamente solidario al menos de intención y desear que los que están peor estén mejor, desearles el bien a ellos y a los que los acompañan, no prejuzgar, ponerte un rato en los zapatos del otro. Nada más. Y sí, enojate si no te va tan bien y te esforzás, enojate si te están cagando con el alquiler, con la inflación, con la degradación… pero enojate con los de arriba: los especuladores, los explotadores, los saqueadores, los políticos que con buenísimos modales prometen y no cumplen. No descargues tu frustración en los que no te hicieron nada.

¿Qué es, soberbia, querer aleccionar a otro? No, es hablar de igual a igual, y decirte en la cara nuestra verdad sin edulcorarla para quedar bien, es no bajar la cabeza como si estuviéramos haciendo algo malo al defender a un mantero o un migrante, a un hermano nuestro que cobra un salario social complementario o pedir el salario básico universal para los millones que no lo cobran. Si nos decís vagos, te vamos a contestar porque trabajamos, si nos decís chorros, te vamos a contestar porque no robamos y si venís con una bandita a escracharnos, nos vamos a defender porque no somos cobardes. Todas las contradicciones y todos los odios que nos meten en el seno del pueblo, nosotros los vamos a enfrentar con la frente en alto y tratando de mostrar lo que realmente somos.

Nosotros no somos ni mejor ni peor que nadie, pero somos militantes de una causa justa. Somos gente honesta con aciertos y errores pero de convicciones firmes. Pedir respeto a eso en esta sociedad es totalmente en vano…que te desprecien desde las usinas del poder es un signo de que andás por buen camino; vamos a estar junto a los que no tienen tierra, techo y trabajo en cantidad y calidad suficiente para la vida digna, con ellos siempre en cada lucha, les parezca a ustedes más o menos legal y legitima, más o menos de buenos modales, esa lucha por el acceso a la tierra, a la vivienda y al derecho a ganarse el pan.

Vamos a estar defendiendo cada centímetro de nuestra soberanía de las multinacionales expoliadoras y los piratas que con yuta, macristas, jueces, periodistas, patotas y la inestimable colaboración de algunos que diciendo de pico defender las banderas que nosotros sostenemos, en la práctica cambian la justicia del pueblo por poder para si mismos, por congraciarse con los factores de poder.

Sigan pegando que más fuerte nos volvemos; sigan juntándose las lacras del gorilaje, los serviles al poder de turno, los periodistas cometeros, los jueces de la injusticia, los Ercolini y Stornelli de la vida, la caterva de envidiosos y resentidos de la política… júntense toditos y sigan pegando que nosotros aguantamos los trapos y nos van a ver cada vez más seguido, van a ver más acciones de resistencia no violenta pero si vehemente, van a ver cartoneras en el congreso, más villeros, más pibas, más militantes de causas justas.

Si algún periodista o político sostiene que alguno de nosotros, que yo me enriquezco con la lucha, que tenga las bolas de decirlo abiertamente o hacer una denuncia, así lo discutimos en tribunales (que además son todos de ustedes, es su territorio… anímense); pero parece que los periodistas “a sobre” están para tirar títulos y sembrar desconfianza. Están hace años y años tratando de encontrarse algo sucio que no van a encontrar porque ¿saben qué? no todos somos ratas codiciosas como ustedes ni nos gusta el lujo vulgar que les gusta a ustedes. Por eso recurren a las amenazas, las difamaciones, ridiculizaciones, se meten con familias; porque no tienen argumentos y justo con nosotros, no tienen carpetas.

Ustedes saben bien que nosotros no somos chorros, pero cómo no se animan a dar el debate de ideas, mienten, nos colocan en el lugar de la inmoralidad que les cabe mucho mejor a ustedes. Lo más triste es que ni siquiera se lo cuestionan. No proyecten. No todos queremos ser amigos de Lewis. No todos queremos ir al sauna del Lago Escondido. Tenemos aspiraciones más altas, amigos mejores y otros valores que son lo que en el fondo les molesta, les molesta mucho porque saben que sus vidas están tan irremediablemente vacías que cualquiera que tenga una causa los pone en evidencia. Y la nuestra es una vida dura, llena de sinsabores, pero tenemos claro por que luchar y un sentido de propósito.

Y cuando las cosas estén en su lugar, los vamos a perdonar por toda la mierda que nos hicieron.

Por Juan Grabois (*)

(*) Líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos y del Frente Patria Grande.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.