Para los docentes de Sadop, “la virtualidad es una exigencia humanitaria”

Los docentes privados nucleados en SADOP Capital ratificaron la continuidad pedagógica por medios virtuales a través de la retención de tareas presenciales hasta el 21 de mayo.

“De acuerdo al DNU N° 287/21, en la Ciudad de Buenos Aires, los indicadores de los últimos catorce días nos colocan en una situación de “Alarma Epidemiológica y Sanitaria” En este estado de situación consideramos que continuar los trayectos educativos de forma virtual es una exigencia humanitaria. Lxs docentes privadxs renovamos nuestro compromiso con la vida. Hoy la discusión no es pedagógica. Sabemos de la importancia del vínculo con nuestrxs estudiantes y cómo este se potencia en la presencialidad. Hoy estamos discutiendo el cuidado de la salud y la vida. No queremos lamentar nunca más el fallecimiento de compañerxs docentes”, dijeron desde Sadop en un comunicado que continúa así:

En este sentido el SADOP Capital ratifica la continuidad de la medida de acción gremial de retención de tareas presenciales. Dicha medida queda enmarcada en ejercicio del derecho relativo al deber de seguridad a cargo del empleador, consagrado en el art. 75° de la Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744, y conforme lo establecido en las Resoluciones del Consejo Federal de Educación aplicables, en particular el Anexo II de la Resolución 364/2020 y Resolución 387/2021, en el contexto de la emergencia sanitaria del Decreto 260/2020.
 
A lxs empleadorxs de las escuelas de gestión privada de la ciudad, les pedimos que no se dejen llevar por las presiones de la DGEGP. Cuiden la salud de sus comunidades educativas. Hoy es un imperativo ético. Cumplan la ley y no pongan sus intereses en función de disputas judiciales o políticas que nada tienen que ver con la realidad de nuestras comunidades, donde la virtualidad es un hecho.
 
De las autoridades educativas porteñas, ya no podemos esperar nada. Frente a un nuevo decreto nacional, eligen incumplirlo, desviar discusiones y presionar a las escuelas para que fuercen a lxs trabajadorxs, estudiantes y familias a poner en riesgo la salud.  A esto hay que sumarle el deficiente plan de vacunación de las autoridades sanitarias porteñas, que está muy lejos de lo que resolvió el Consejo Federal de Educación. Es mínimo el porcentaje de trabajadorxs de nuestras escuelas que están vacunados.
 
Creemos en la educación como un hecho comunitario, en este sentido solicitamos a las familias que sigan priorizando el cuidado de la salud de sus hijxs, la asistencia a las escuelas no es obligatoria. En este contexto de Alarma Sanitaria nos cuidamos entre todos y todas.

Finalmente, desde SADOP Capital ratificamos nuestro compromiso por la vida y la salud de nuestras comunidades educativas. Vamos a seguir denunciando al Ministerio de Trabajo Nacional a las escuelas que no cumplan la ley y obliguen a lxs trabajadores a la presencialidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.