La denuncia contra Bullrich por incitación a la violencia quedó a cargo de jueza Yamile Bernan

Una denuncia presentada contra la exministra de Seguridad del macrismo, Patricia Bullrich; y otros referentes del PRO por presunta «incitación a la violencia colectiva y apología del crimen» a raíz de los episodios de la marcha opositora del sábado último, entre ellos la colocación de bolsas de residuos simulando bolsas mortuorias con cadáveres en Plaza de Mayo, quedó a cargo de la jueza en lo Criminal y Correccional Yamile Bernan.

La denuncia presentada por el Instituto Independencia ante la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional de la ciudad de Buenos Aires quedó a cargo de Bernan y de la fiscalía de Juan Pedro Zoni, informaron hoy fuentes del caso.

Los denunciados por el Instituto Independencia son Patricia Bullrich, los diputados Fernando Iglesias (PRO-CABA) y Waldo Wolff (PRO-Buenos Aires), más Ulises Chaparro, Inés Liendo, Francisco Sánchez, Martín Pugliese y «todo aquel que surja a raíz del desarrollo de la presente investigación», según el texto al que tuvo acceso Télam.

El Instituto que presentó la denuncia está integrado por Daniela Bambill, Julio Fernández Baraibar, Raúl Araujo, Felisa Miceli y Mariano Pinedo.

Por su parte, Zoni fue fiscal federal en Comodoro Py pero en abril de 2018, el procurador interino Eduardo Casal anuló su traslado y lo asignó transitoriamente a la fiscalía 34 del fuero nacional criminal.

Como fiscal federal, Zoni impulsó la investigación al expresidente Mauricio Macri y otros funcionarios de su gobierno en la causa del Correo Argentino y pidió las primeras medidas de prueba en el caso.

Además, en otra causa penal imputó en 2017 al entonces ministro de Finanzas, Luis Caputo, por la emisión de un bono en dólares a 100 años.

En la presentación se hizo referencia a la marcha realizada el sábado último contra las irregularidades detectadas en el proceso de vacunación, que fue convocada por «un grupo de referentes de la oposición nucleados en torno a la agrupación política PRO, Jóvenes Republicanos y sectores del movimiento ultra liberal» en Plaza de Mayo, Quinta de Olivos y otros puntos de reunión».

Al respecto, se mencionaron algunas de las consignas utilizadas como «Alberto, cuidado el pueblo está cansado» y «Una Argentina sin Cristina», entre otras.

«Del mismo modo se pudo observar la presencia de personas que dentro de autos esgrimían un caño plástico del que colgaba una soga, replicando una típica horca, instrumento de muerte utilizado durante los peores escenarios de violencia social y política», agregó la denuncia.

En este «contexto circunstanciado de violencia y de expresiones del odio político», a las 18 y «al lado de la reja que separa la Plaza de Mayo de la Casa de Gobierno, se esparcieron diferentes bolsas de residuos rellenadas, con la finalidad de simular la presencia de un cuerpo humano muerto, en su interior».

«Las bolsas eran de color negro, y cada una de ellas portaba un nombre», entre ellos los de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo Estela Carlotto, Daniel Scioli, «Los vacunados de Ginés», «El Hijo de Moyano», «Los Pibes de la Cámpora», entre otros

Posteriormente, las bolsas se colgaron de las rejas que separan la Plaza de la Casa de Gobierno.

«La inserción de aquellos nombres representa una clara amenaza al sistema democrático y no debe tolerarse como forma válida de aglutinar apoyos entre nuestros conciudadanos», remarcó la denuncia.

Los denunciantes pidieron la citación a declaración indagatoria de Bullrich, Iglesias, Martín Losteau, Wolff, Pugliese y Sánchez, entre otros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.