El dictamen del aborto tuvo cambios en diputados para conseguir los votos en el Senado

Click en el reproductor para escuchar esta nota:
La Cámara de Diputados firmó este miércoles dictamen a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), y la iniciativa será votada este viernes 11/12 en sesión especial. Hubo dos cambios en el texto original que surgieron de las negociaciones de los diputados ‘verdes’ con sus pares del Senado para lograr la sanción de la Cámara alta.

En un plenario de las comisiones de Legislación General, Salud, Mujeres y Diversidad y Legislación Penal, se hizo un repaso final de las posturas que los legisladores llevarán este jueves al recinto y, con la mirada puesta en el Senado, se introdujeron cambios en el texto para asegurar un piso más alto de votos.

Si bien la iniciativa no incorpora la objeción de conciencia institucional, como reclamaban sectores autodenominados «pro vida», ya que desde el bando «verde» consideran que las instituciones no tienen «conciencia», con la letra anterior se obligaba a que al menos un profesional de la nómina estuviera disponible para realizar las prácticas de aborto en caso de que una paciente lo solicitase.

Con la última modificación, se permite que una institución médica pueda excusarse de realizar la práctica en caso de que la totalidad de sus profesionales estén inscritos como objetores de conciencia, en cuyo caso deberá hacerse cargo de la derivación de las pacientes de forma inmediata y sin dilaciones, a partir de convenios previamente estipulados con otros efectores de salud.

El dictamen logró 77 firmas, mientras el despacho que rechaza la interrupción voluntaria del embarazo consiguió 30 y cuatro legisladores decidieron abstenerse.

El dictamen de mayoría establece que «las mujeres y otras personas con identidades de género con capacidad de gestar» tienen derecho a practicarse un aborto hasta la semana 14 del proceso gestacional.

Volviendo a los cambios, se estableció que aquellos centros de salud privados o de la seguridad social que no cuenten con profesionales para realizar la interrupción del embarazo por objeción de conciencia deberán prever y disponer la derivación a un lugar de similares características, donde se realice efectivamente la intervención.

Y se incorporó que para los casos de menores de 16 años que decidan abortar se requerirá su consentimiento y se procederá conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, que indica que «la persona menor de edad ejerce sus derechos a través de sus representantes legales».

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, pidió que el debate sobre los proyectos de «los 1000 días» y de legalización del aborto se haga «con respeto y sin calificaciones» personales y que los legisladores puedan votar «sin presiones» y de acuerdo «con su propia convicción».

«Con templanza, seguridad y responsabilidad mañana trataremos dos leyes trascendentes que cruzan de manera horizontal» a la sociedad, agregó.

El plenario de comisiones fue conducido por la titular de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau, junto a sus pares de Legislación Penal, Carolina Gaillard; Acción Social y Salud Pública, Pablo Yedlin, y Mujeres y Diversidades, Mónica Macha, los cuatro del Frente de Todos.

Al abrir la reunión, Moreau destacó el nivel del debate que se desarrolló en las reuniones informativas, que calificó de «ordenado, prolijo y respetuoso».

La primera oradora fue la legisladora macrista y vicepresidenta de la comisión de Acción Social y Salud Pública, Carmen Polledo, quien señaló que «resulta extremadamente inoportuno tratar la legalización del aborto no solo por el contexto sanitario sino con los gravísimos problemas que estamos enfrentando».

«El aborto legal no está en la agenda de nuestras mujeres en estos momentos», agregó, y señaló que la «la solución pasa por la prevención del embarazo».

Yedlin replicó que «es un un tema de salud pública y es importante despenalizar» porque se dará así «un mensaje muy claro en todo el país».

«El aborto lamentablemente ocurre en la Argentina. No verlo es absolutamente falso. Miles de mujeres a lo largo de estos cien años de Código Penal han interrumpido en la clandestinidad embarazos. Y siguen haciéndolo», dijo Yedlin.

El radical José Riccardo dijo que celebraba que se esté «llegando a este debate» que, agregó, «no hubiera sido posible sin el debate del 2018 realizado en otro Gobierno». Y pidió que se analice en forma urgente una ley integral de educación sexual.

La diputada de Consenso Federal Graciela Camaño señaló que el dictamen de minoría «le cierra claramente el derecho a la vida a la persona por nacer» y consideró que va en contra de la Constitución, que «reconoce la vida desde la concepción».

La legisladora de izquierda Romina del Plá sostuvo que «el tratamiento de este proyecto de ley es sin lugar a dudas una conquista de la ‘marea verde’ y debe aprobarse sin dilaciones en ambas cámaras».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.