Debutó el cepo y bajó el dólar: ¿Pasó la tormenta o es el ojo del huracán?

En el debut del ‘cepo light’ o ‘cepo parcial’, este lunes hubo un marcado retroceso del dólar a pesar de las largas colas en los bancos. La divisa estadounidense bajó a $58,41 con un bajo volumen de operaciones. En el primer día de vigencia de las restricciones cambiarias no hubo corrida bancaria como se temía y la cotización del dólar futuro cayó más de 15%, pero la incógnita es saber si se inicia una tendencia a la calma o sólo fue una reacción inicial.

En algunos bancos se pudieron observar largas colas de clientes que querían comprar dólares y otros que buscaban retirar depósitos en divisa estadounidense, aunque por bajos montos.

Varias entidades financieras suspendieron la compra de divisas por «home banking» a la espera de adecuarlo a la nueva normativa que fija un tope de US$ 10.000 por mes.

La divisa norteamericana retrocedió 3,62 pesos -un 5,8%- respecto del cierre del viernes, que había sido de $ 62,03 para la venta, según el promedio elaborado por el Banco Central.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, garantizó que los ahorros son «intocables» y destacó la reacción del mercado ante las nuevas medidas, en medio de un retroceso del dólar.

Lacunza se mostró confiado en las nuevas medidas de control cambiario y aseguró que el Gobierno trabaja para «cumplir con el cuidado de los argentinos».

Al salir de una reunión de Gabinete en Casa Rosada, el funcionario dijo encontrarse «sereno, tranquilo» ante el difícil escenario económico, mientras reiteró que las medidas tomadas por el Gobierno son «incómodas».

En tanto, el economista Claudio Loser advirtió este lunes que las medidas de control cambiario que tomó el Gobierno, a las que calificó de «cepo light», podrían «agravar» la crisis económica.

«Las medidas sobre control cambiario, o sea el cepo light, me preocupan, porque puede agravar la situación. Va a aparecer una brecha entre el tipo de cambio oficial y el blue y eso va a desinflar las presiones sobre el Banco Central, pero la gente va a tener miedo y podría sacar su dinero» de las entidades financieras, puntualizó.

En declaraciones radiales, el ex director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI sostuvo además que el sector bancario «está protegido».

«El viernes yo decía que no iba a haber corralito. Hoy digo no creo. No lo veo en el futuro cercano, creo que la situación va a estabilizarse», comentó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.